Por Florencia Lara
16 junio, 2022

La Universidad Católica de Chile creó el programa de Ansiedad, Estrés y Sueño como manera de ayudar a sus estudiantes a retornar a clases después de dos años de ausencia. Uva, Pepe y Chumi, tres tiernos canes están todos los días en el patio para darles amor a los alumnos.

Es sabido que las mascotas, en particular los perritos, entregan un amor y cariño de otro mundo. Pero, muchas veces también tienen una misión incluso más importante: Dar apoyo emocional a las personas que necesitan consuelo. Eso fue justamente lo que puso en práctica una universidad ubicada en Chile, para ayudar a sus alumnos.

RFI

Los perros son seres tan inteligentes, que con algo de entrenamiento ellos pueden ser útiles  para apoyar a personas que son ciegas, que tienen alguna enfermedad física o simplemente entregar seguridad a quien sienta miedo. Es por la misma razón que la Universidad Católica de Chile decidió llevar a un grupo de canes a su campus para motivar a sus alumnos.

El programa de Ansiedad, Estrés y Sueño es un proyecto de la casa de estudios que intenta que sus alumnos y docentes puedan retornar a sus actividades cotidianas posterior a la pandemia por coronavirus, sin motivos de tener miedo ni sentir presión o ansiedad por volver a sus aulas después de tanto tiempo.

“Tenemos una generación novata que recién empezó a reencontrarse con lo que es ir a la universidad y eso acarrea ciertos momentos de ansiedad”.

Ignacia Pfingsthorn Directora de Programa de Ansiedad, Estrés y Sueño a BíoBío Radio.

RFI

Para ello, los encargados llevaron tres perritos quienes se encuentran en el patio central para brindar apoyo emocional a quien lo necesite. Chumi, una cachorra mestiza, Uva, una labradora de ya 7 años y Pepe, un golden retriever.

El trio espera ahí pacientemente todos los días a que los alumnos de la facultad se acerquen para abrazarlos y compartir la tarde, evitando así que los jóvenes desencadenen episodios de estrés y ansiedad.

Pero, los problemas en la facultad no solo se han debido al retorno a clases después de casi 2 años de encierro en el país, sino que se encontró un tema de convivencia difícil entre los mismos estudiantes.

Detectamos que había muchos problemas de convivencia escolar en los establecimientos”, contó Marco Antonio Ávila, Ministro de Educación a BíoBío Radio.

RFI

Aunque, al parecer, la asistencia emocional de los tres perritos que esperan a los alumnos ha funcionado a la perfección hasta el momento.“Me da felicidad y relajación. Me podría quedar abrazando al perro por horas”, comentó una de las alumnas sobre el proyecto que lleva a cabo su casa de estudios.

 

 

 

 

Puede interesarte