Por Macarena Faunes
4 noviembre, 2019

Tras caer al suelo, los transeúntes la empaparon con agua para evitar que las altas temperaturas acabaran con su vida.

La rabia y la impotencia al ver a un animal sufriendo es indescriptible. Nos imploran con tan solo una mirada que los saquemos de la miseria en la que viven. Sus dueños no hacen más que dañarlos para sacar un provecho económico de ellos. En Latinoamérica esto ya es una terrible realidad. Cuando el humano a cargo de este ser no quita este sufrimiento de manera oportuna, el público presente toma cartas en el asunto, tal como sucedió en la siguiente historia.

En Chile, una yegua se desmayó al tras ser obligada a transportar una pesada carreta con frutas, verduras y otros alimentos hacia una feria. Tras ser presionada por su amo, el animal no soportó la carga y cayó al piso. Aturdida, con problemas para respirar y muy agitada, el animal dejó ver por completo las marcas por golpes que su amo le ha proporcionado durante años en su cuerpo. Ya no daba más.

Facebook Kly Baezmor

Inmediatamente después de desplomarse, la equina fue socorrida por vendedores y compradores del lugar. La llenaron de caricias mientras la rociaban con agua, para evitar que las altas temperaturas acabaran con su vida. Sus ojos reflejan el infierno por el que ha pasado.

Facebook Kly Baezmor

Después de auxiliarla, los transeúntes increparon a su dueño por no velar por sus derechos ni preocuparse de su bienestar físico y emocional. Se nota su desnutrición y que no había ingerido los alimentos necesarios hace mucho tiempo. ¿Cómo es posible que no tenga corazón para darle un descanso? ¿Acaso no ve que su animal necesita de un mejor cuidado?

Facebook Kly Baezmor

Sus patas tenían heridas y cicatrices recientes. Es víctima de maltrato y no ha visto un veterinario que cure sus dolencias. Quizás tiene alguna malformación provocada por todos los años que ha resistido el peso de los carros que ha sido obligada a cargar.

Facebook Kly Baezmor

El registro fue publicado en Facebook y se llenó de comentarios que apoyan el bienestar de la yegua. Se desconoce si fue entregada de vuelta a su dueño y si él tomó medidas que resguarden su salud. Lo que sí sabemos es que todo tipo de agresión hacia los equinos es totalmente repudiado. Revisa este momento en el siguiente video.

No importa el espécimen que sean, todos los animales merecen amor, respeto y dignidad. Sufren cada vez que son expuestos al peligro. No son un medio de carga. Para transportar mercadería de un lado a otro, basta con utilizar un vehículo motorizado. Queremos justicia para ella y todos los que han muerto a manos de esta cruel práctica.

Puede interesarte