Por Diego Aspillaga
26 mayo, 2020

El animal, que caminaba junto a su hermano -un tradicional oso pardo-, se robó las miradas de todos los asistentes. Fue un avistamiento irrepetible.

Un oso grizzly blanco ultra raro -no se veía uno similar hace 40 años- impactó al aparecer frente a un grupo de turistas del Parque Nacional Banff, ubicado en Canadá.

Una de las afortunadas en ver al exótico animal fue Cara Clarkson, trabajadora en el cercano Rimrock Resort Hotel que vio al oso mientras conducía por la carretera transcanadiense con su esposo y sus dos hijos.

El oso blanco estaba con su hermano, un oso pardo más típicamente de color marrón mientras buscaban comida cerca del borde de la carretera, publicó el Daily Mail.

Sonia Nicholls/Parks Canada

Si bien Clarkson dijo que normalmente habría conducido y no se habría arriesgado a molestar a los osos, ver al grisáceo blanco era una «oportunidad única en la vida».

«Estábamos como ‘santos humos! Eso es un verdadero oso pardo blanco'», dijo Clarkson en una entrevista con el medio local St. Albert Today.

Los osos pardos generalmente vienen en un amplio espectro de colores, desde rubio claro hasta negro oscuro, pero un oso pardo blanco puro es «extremadamente raro», según el investigador retirado de Parks Canada Mike Gibeau.

Sonia Nicholls/Parks Canada

«Nunca en todo mi tiempo trabajando con osos pardos, desde principios de la década de 1980, había visto un oso pardo blanco. He visto un oso pardo muy, muy rubio, pero nunca uno blanco», dijo Gibeau.

Al principio, algunos especularon que el oso podría haber sido un albino, pero según Gibeau, eso también habría cambiado el color de la piel y los ojos del oso. En cambio, dice que la capa blanca de piel probablemente se deba a un gen recesivo en la especie que casi nunca se ha visto en la naturaleza.

«Sin duda, es el único que conozco que se ha visto en nuestro Parque Nacional de las Montañas Rocosas», dijo por su parte Seth Cherry, de Parks Canada.

Sonia Nicholls/Parks Canada

Los funcionarios del parque identificaron por primera vez el par de grizzlies en 2018, cuando ambos eran cachorros y el oso blanco parecía ser más rubio que blanco.

En esa ocasión, los trabajadores del parque usaron una variedad de técnicas intentar para mover a los osos más profundamente en el parque y lejos de las áreas con mayores poblaciones humanas para evitar así cualquier altercado que pudiera terminar con estos exóticos animales muertos.

Los funcionarios del parque creen que los osos podrían haber regresado a la zona en busca de comida y haber usado grandes nevadas de nieve pesada de invierno para trepar sobre la gran cerca que corre a ambos lados de la carretera transcanadiense para proteger la vida silvestre del tráfico.

Sonia Nicholls/Parks Canada

«Este es un oso único, y ciertamente nunca he visto uno antes, pero le pedimos a la gente que aprecie que está ahí afuera y que haga cosas para garantizar su seguridad, como no detenerse en la carretera», dijo Jon Stuart-Smith de Parks Canada.

Stuart-Smith espera que los avistamientos sean temporales, y una vez que los osos se den cuenta de que no quedan grandes fuentes de alimentos en el área, se reubicarán.

«Esperamos que se muden a otros lugares y luego eventualmente suban a elevaciones más altas», dijo.

Puede interesarte