Por Diego Aspillaga
12 febrero, 2020

Sin insectos no hay vegetación. Sin vegetación no hay animales. Sin vegetación ni animales, no hay seres humanos. Esta reacción en cadena podría terminar con toda la vida en la Tierra.

La influencia del hombre está destruyendo el planeta, eso lo sabemos. La contaminación de nuestras aguas y del aire que respiramos. La tala de nuestros bosques y la caza indiscriminada de nuestros animales. Todas estas irresponsables acciones que seguimos ejecutando sin preocupación ni culpa están afectando nuestro entorno de una forma irreparable. 

Pixabay

Luego de los incendios y posteriores inundaciones en Australia y los numerosos huracanes que afectan a Estados Unidos y al Caribe, es difícil negar las consecuencias de nuestras acciones. La humanidad está en un punto de infección y si no reacciona ahora, puede que deje de existir en un futuro cercano.

AP

Pero según la comunidad científica nuestra perdición no llegará por altas temperaturas, incendios ni inundaciones. No, el fin de la humanidad en la Tierra llegaría de una forma mucho más silenciosa y mortal, producto de una serie de eventos que provocarán una reacción en cadena que terminaría con todo. ¿Lo peor? Ya ha comenzado. 

Pixabay

Los expertos lo  llaman el “Apocalipsis de los Insectos” y sería la primera etapa de nuestra extinción.

Pixabay

Científicos de todo el mundo han publicado dos artículos que advierten que se necesitan medidas urgentes para impulsar el “bienestar mutuo de personas e insectos”. Los seres humanos están “empujando muchos ecosistemas más allá de la recuperación” y enviando especies vitales de insectos a la extinción.

Si no tomamos medidas urgentes, estos sistemas naturales podrían colapsar y dejar a las poblaciones de todo el mundo enfrentadas al hambre porque “la mayoría de los cultivos dependen de los insectos para sobrevivir”.

Pixabay

Sin insectos no hay vegetación. Sin vegetación no hay animales. Sin vegetación ni animales, no hay seres humanos. Así de simple.

Pixabay

Y ese no es el único riesgo que enfrenta nuestra especie por el Apocalipsis de insectos. Los científicos creen que solo hemos encontrado y clasificado un máximo del 20% de las especies de insectos en la Tierra. El resto de los bichos espeluznantes no descubiertos podrían poseer genes que nos permiten vencer enfermedades o producir sustancias que tienen un efecto que salva vidas cuando se les da a los humanos.

Esta situación extrema es causada por especies invasoras, el cambio climático, la sobreexplotación de la naturaleza y las prácticas agrícolas nocivas.

Pixabay

Para evitar el fin del mundo, los científicos piden el monitoreo urgente de las poblaciones de insectos en todo el mundo para comprender el alcance del problema y luego una respuesta coordinada global.

“Si bien pequeños grupos de personas pueden afectar la conservación de insectos localmente, se requiere una conciencia colectiva y un esfuerzo coordinado globalmente para el inventario, monitoreo y conservación de especies para la recuperación a gran escala”, dijo Michael Samways, profesor distinguido de la Universidad de Stellenbosch, Sudáfrica, a Metro.

Tanto las personas como los gobiernos del mundo deben actuar ahora para frenar la crisis antes de que sea demasiado tarde.

Pixabay

Esto, si queremos seguir viviendo en este planeta.

Puede interesarte