Por Luis Aranguren
7 noviembre, 2019

Su trabajo es ayudar, pero nadie toma en consideración las cosas que les hacen daño.

Skipp es un perro que a diario acompaña ida y vuelta a su compañera al trabajo, así lo describe Ellen Watson su compañera. Él es su guía fiel pero un día no supo hacerlo tan bien, la verdad no fue su culpa pues todo se debía a los fuegos artificiales arrojado esa noche.

Por lo general cuando piensan que los lanzarán ellos se preparan, pero ese día fue todo imprevisto y no tenían más opción que afrontar la situación.

Twitter/ Ellen Watson

En el video que subió a su Twitter se ve dando aliento a su intranquilo amigo, no tenía control de él y casi huye del lugar. El perro guía se negaba a moverse, estaba en shock y esto dejaba a su protegida en un estado de exposición.

Twitter/ Ellen Watson

Ella no lo culpa pues a diario se comporta muy bien y sabe que esos sonidos son muy fuertes para sus oídos. Por eso decidió cambiar su horario de trabajo esa semana, quería evitar las horas en las que suelen usar los fuegos artificiales.

Twitter/ Ellen Watson

Es por eso que pidió más regulaciones en cuanto al uso y venta de cohetes, aseguró que eso representó un gran problema para ella y seguramente para muchas personas más.

«Los fuegos artificiales no solo causan angustia extrema a perros y humanos, sino que también representan un riesgo para la seguridad de las personas discapacitadas [sic]. Esto tiene que parar. Los fuegos artificiales DEBEN ser regulados».

-Ellen Watson

Twitter/ Ellen Watson

Pero el problema no es solo en las calles pues al llegar a su casa se ve obligada a prender la televisión y colocar música para poder minimizar el impacto de las explosiones. Esto ayuda a que el estrés de Skipp disminuya y no haga un desorden dentro de la casa.

«Los perros a menudo cambian o salvan vidas para las personas (especialmente los perros de asistencia). No estoy seguro de que 5 minutos de popping colorido tenga el mismo significado para el mundo».

-Ellen Watson

Twitter/ Ellen Watson

Él fue entrenado para cuidar y dar amor, merece ser retribuido del mismo modo y no asediado con explosiones que lo molesten. Seguro habrá otras formas de celebrar y no dañar a otros.

Puede interesarte