Por Camilo Morales
5 octubre, 2021

El gerente del local comestible, junto a su esposa, la sacaron del estanque en donde estaba con las otras langostas y la llevaron hasta un acuario en Toronto. Según los especialistas, se trata de una especie “muy rara”.

Hay algunos restaurantes en que las personas tienen la libertad de elegir las langostas que quieren comer. Éstas son elegidas desde estanques que están construidos especialmente para que estos animales puedan pasar sus últimos días ahí dentro. 

Pero hay una tienda de comestibles en Ontario, Canadá que nunca se imaginó que una de sus langostas, la cual estaba lista para irse directamente al plato de uno de los clientes, era parte de una extraña especie, según informó The Guardian.

Pixabay

Esto fue notado por el gerente del local que se dio cuenta que las otras langostas del estanque la molestaban, la apartaban y querían golpearla. Al percatarse de esta situación, el sujeto notó que se trataba de una langosta extraña y que tenía color naranjo, tal como si ya estuviera cocinada.

Según la esposa del gerente, Niki Lundquist, la langosta había permanecido durante semanas en ese estanque sin haber llamado la atención de ningún comprador, ya que nadie parecía elegirla para ser comida.

Pixabay

Como el animal se veía muy distinto a los demás crustáceos del estanque decidieron sacarla y devolverla al océano, pero luego desecharon la idea porque la costa más cercana estaba a unos mil kilómetros. Según explicó la mujer, no querían que este animal pasara sus últimos días en un estanque de agua.

Así que Niki, junto con su esposo, envoliveron a la langosta y la pusieron en una caja, manteniendo sus branquias húmedas para que pudiera sobrevivir, y la llevaron hasta un acuario para que pudiera ser examinada por especialistas. 

Facebook Ripley’s Aquarium of Canada

Desde el acuario, ubicado en Toronto, informaron a través de un comunicado en Facebook que la langosta, a la cual bautizaron como Pinchy, era una langosta “muy rara” y que se trataba de una “criatura de 1 entre 30 millones“.

La mayoría de las langostas son de color azul oscuro o verde para camuflarlas de los depredadores. Pero las mutaciones genéticas significan que los crustáceos a veces pueden lucir conchas amarillas“, agregaron.

Maine Center for Coastal Fisheries

Junto con Pinchy existen otros tipos de langostas raras en los mares del mundo. Una de las más conocidas es la “Halloween“, la que según el acuario de Toronto aparecen en la proporción de una de cada 100 millones de langostas.

Por su parte, sus salvadores explicaron que la extrañarán, pero saben que tendrá un mejor futuro que ser comida en un restaurant. “Recordaremos a Pinchy. No pensé que alguna vez terminaría con una debilidad por una langosta“, cerró Niki.

Puede interesarte