Por Camilo Fernández
27 noviembre, 2018

Yo lo veo como una señal. Si el gato no quiere que estudie, debe ser por algo.

Todos los que viven con un gato lo saben. Ellos tienen un problema con la tecnología, especialmente con las computadoras, y más especialmente, cuando la estás usando.

No sé si es porque sienten celos o porque simplemente quieren arruinar nuestra comodidad, los gatos, cada vez que pueden, se sientan sobre el teclado o se ponen justo al frente de la pantalla.

Twitter @sumomokouyu

¡Son malvados! Y yo creo que ellos lo saben. Lo hacen a propósito, como si estuviera en su ADN.

La molestia llegó a tal punto para el dueño japonés de uno de estos felinos que diseñó su propia barrera protectora anti-gatos para que no lo moleste mientras está trabajando.

Twitter @uwabamichan

«Qué hacen cuando estás usando un PC y el gato se interpone en tu camino», se llama el hilo de Twitter.

Twitter @uwabamichan

«¡Te veo!».

Twitter @uwabamichan

«¿Por qué estas escribiendo en vez de acariciarme?».

Twitter @uwabamichan

«Creando una zona de barrera».

Twitter @uwabamichan

«No puedo entrar».

Twitter @uwabamichan

«Venganza».

Twitter @naganyan

Aquí más ejemplos de gatos perversos.

«Mírame a mí». 

Twitter @beibon50

«No, no se abre. Está malo». 

Twitter @catsguitarist

«Aquí es justamente donde quiero dormir». 

Twitter @krst0206

«¿Qué pasó? ¿Quieres escribir?». 

Twitter @nyan_sasu_haya

Ya saben, empiecen  a fabricar sus propias barreras, que estos gatos del mal no respetan nada.

Puede interesarte