Por Luis Lizama
5 octubre, 2020

Su nombre es Daisy, tiene 10 años y es de raza yorkshire. Lamentablemente los problemas en su espalda le causaban mucho dolor, por lo que su familia decidió adaptar su cama para seguir disfrutando de su compañía. ❤️

Algunas mascotas son mucho más que eso: Son amigos, compañeros de vida e incluso hijos. Ellos solo necesitan amor para demostrar una gratitud eterna, se conforman con muy poco. Sin embargo, con el correr de los años se ha generado una consciencia animal, sobre todo respecto de la responsabilidad que estos implican. Ellos son como personas, salvo que no pueden hablar. Y esta pequeña yorkshire terrier es el mejor ejemplo de la preocupación de sus padres humanos.

Le fabricaron e instalaron una rampa en los pies de la cama, para ayudarla a subir debido a sus problemas en la espalda. Tiene 10 años de vida y es una verdadera hija para la familia, tanto así que la ayudaron para seguir disfrutando su compañía en la habitación.

A través de las redes sociales contaron la historia de Daisy, haciéndose viral rápidamente y llegando a muchos medios en el mundo. Es que si bien muchos dueños de mascotas hacen de todo por ellos, lo que fabricaron para Daisy es algo fantástico.

Y todo comenzó con ella sin poder moverse y una visita al veterinario. Ya no corría ni perseguía palomas (sus actividades favoritas), estaban preocupados.

Le hicieron radiografías y el diagnóstico fue lapidario: tenía una complicación en los discos de la espalda. Debían frenar las complicaciones y, una de ellas, era evitar que saltara a la cama.

Facebook Rachel Johnson

Así entonces la familia se las rebuscó para que Daisy pudiera subir a la cama: Tuvieron un plan magnífico. Construyeron una rampa a medida.

“Afortunadamente, mis padres acababan de redecorar su habitación, así que decidimos usar algunos de los muebles viejos, y la rampa fue el resultado final. Está hecha con el viejo tocador de mi madre, partes de una mesa y un poco de pasto falso que tenía en el cobertizo. ¡No nos costó un centavo! “.

–comenta Rachel, la madre humana de Daisy a medios locales–

Facebook Rachel Johnson

¡Problema solucionado!

Ahora Daisy ha estado acostumbrándose y aprendiendo a usar su nueva herramienta, que le permite dormir junto a sus dueños.

Facebook Rachel Johnson

Con mucha paciencia lograron fabricar esta verdadera pieza de ingeniería.

Quien más la disfruta es, por supuesto, la hermosa Daisy. Se lo merece, porque es una hija más.

Puede interesarte