Jamás pensaron que estaría más cerca de lo que esperaban.

Quienes tenemos gatos sabemos que controlarlos para que no salgan de casa es extremadamente difícil. Un descuido y rápidamente se escapan… ¡Nada que hacer! A los felinos les encanta la libertad. El problema es cuando no regresan, pues intuimos que algo malo les pasó. Y así como esta familia, nos angustiamos y los buscamos incansablemente por años.

Piloto es un gato que llegó a la familia Thompson en 2004. Era muy feliz, pero tres años después de su adopción no regreso más a casa.

Tenía microchip, así que su familia no perdía las esperanzas de encontrarlo. Mientras, lo buscaban en todos los refugios de animales cercanos para haber si había aparecido por ahí.

Nunca llegó.

Lewis Geyer

En 2010, con un terrible dolor, la familia se cambió de ciudad.

Hicieron una nueva vida y adoptaron cuatro gatos. Pero tristemente uno de ellos murió de cáncer.

A Jenn Thompson se le ocurrió que podría adoptar otro gatito, y cuando vio que los incendios forestales en California estaban devorando todo su antiguo vecindario, se decidió a rescatar a uno.

“Le estaba diciendo a uno de mis amigos ‘Siento que debería adoptar uno de estos gatos’, porque había tantos. Perdimos un gato por cáncer la primavera pasada y le he estado diciendo a mi esposo que tenemos un espacio”.

– Jenn Thompson al local Times-Call.

Nunca se imaginó la sorpresa que le tendría el destino: antes de comenzar a buscar un gatito recibió una llamada desde California. “Desconecté el teléfono y le dije a mi marido, y él me dijo: ‘Vas a buscarlo, ¿verdad?'”

El gatito había aparecido a un kilómetro desde donde se perdió, y fue recogido por una señora que buscaba a sus propios gatos en medio del incendio. Ella lo llevó a un refugio donde rastrearon su chip y encontraron a su familia en Colorado. Viajaron de inmediato a buscarlo.

Lewis Geyer

“Creo que reconoció mi voz y fue genial“, comentó Thompson. “Cuando lo traje, definitivamente reconoció a mi hija. Seguro. Ella tenía 8 años cuando desapareció. Inmediatamente, fue y se acurrucó con ella”.

Finalmente Piloto pasó por dos cirugías para amputarle los cinco dedos que se había quemado durante el incendio. Hoy está en recuperación y recibiendo todo el amor de su verdadera familia.

¿Dónde estuvo durante todo ese tiempo?… Siempre será un misterio.

No te lo pierdas

Te puede interesar