Por Luis Aranguren
17 noviembre, 2020

El automóvil es solo un bien material, mientras que este pequeño es parte de la familia.

Cuando se trata de mascotas, estamos dispuestos a hacer de todo por su bienestar, y es que podría tratarse de un familiar. Sin importar la especie, son como hijos, amigos y en fin, seres vivos que están para hacer nuestra vida más fácil. O al menos más alegre.

Es por eso que lo material pierde valor cuando se trata de ellos, porque son familia y por ellos se hace lo que sea.

Facebook / Débora Szabo

Algo que una familia en Sao Paulo, Brasil tiene muy claro. Y es que al perder a su perrito chihuahua decidieron dar de recompensa su automóvil.

El nombre de este pequeño es Benji y desapareció cuando sus cuidadores lo dejaron amarrado con una correa mientras iban al mercado. Ellos no saben si escapó de la casa o alguien entró y se lo llevó.

“Un vecino del barrio dijo que vio a un hombre caer con un perro atado y que podría ser Benji, pero como no lo vi, no puedo acusarlo”.

–Débora Szabo comentó a Diario UOL

Sin importar eso solo lo quieren de vuelta, su dueña Débora Szabo de 21 años junto a su esposo no vieron una mejor opción que ofrecer un auto para recuperarlo.

Facebook / Débora Szabo

Desde su desaparición lo han buscado por todo el barrio y la ciudad, han repartido carteles con su imagen y la recompensa ofrecida. Para ellos es más importante tenerlo en casa de nuevo, que estar cómodos en su automóvil para pasear.

“Puede que mucha gente no quiera devolver a Benji porque es de raza. Por eso surgió la idea de ofrecer nuestro coche. Para nosotros vale más el amor por nuestro animal que el valor del material”.

–Débora Szabo comentó a Diario UOL

Un Passat clásico, valorado en más de 550 dólares es lo que han podido ofrecer por el pequeño Benji quien está con ellos desde 2016 a través de sus redes sociales. Un miembro tan importante de la familia que su nombre está tatuado en la piel de Débora, como si de un hijo se tratara.

Facebook / Débora Szabo

Esperan obtener a su pequeño Benji de regreso a como dé lugar, se trata de su mejor amigo quien por cuatro años les ha dado todo el cariño que ha tenido. A pesar de haber pasado algo de tiempo, esta familia no perdió la esperanza y apelan al buen corazón de las personas.

Facebook / Débora Szabo

Puede que para muchos sea un simple perro, pero para ellos es un miembro amado más de la familia por el que darían hasta lo que no tienen.

Puede interesarte