Por Daniela Morano
23 enero, 2019

Una de ellas estaba a punto de dar a luz, y gracias a sus rescatistas sus crías nacieron felices rodeadas de otros animales que los acompañan.

El pasado mes de diciembre, la Sociedad Humana de Estados Unidos recibió una alerta de emergencia. En una granja en Maryland, 10 cabras, 3 ovejas y 4 vacas vivían en deplorables condiciones. Sus supuestos dueños no les daban de comer y debido al frío, sufrían complicaciones respiratorias. El gallinero donde los mantenían a todos encerrados ni siquiera tenía comida, la vida era insoportable.

El invierno recién comenzaba, y ninguno podía aguantar las condiciones si ni siquiera tenían suficiente grasa en sus cuerpos para abrigarse. Una de las cabras más desnutridas, Junebell, estaba a punto de dar a luz pero jamás pensó que el día llegaría. Todos esperaban la lenta llegada de la muerte.

HSUS

Sin embargo tras recibir ayuda de la Sociedad Humana, todos los animales fueron llevados al rancho Cleveland Amory Black Beauty en Texas, donde recibieron abrigo y les dieron de comer, como también mucho cariño, algo que jamás habían experimentado en sus vidas.

“Estos animales vienen de un lugar terrible y estamos trabajando para rehabilitarlos y asegurarnos que tengan la vida que se merecen. No volverán a sufrir”, comentó Noelle Almrud, directora del rancho, a The Dodo.

HSUS
HSUS

Junebell pudo dar a luz a sus crías en un ambiente seguro y resguardado, con ayuda de las personas que los salvaron. Una fue nombrada Honey Suckle y la otra Sabastian, quienes llegaron al mundo en buena salud y felices.

HSUS
HSUS

A pesar de que Junebell fue abandonada durante mucho tiempo, puede dar de comer a sus crías como cualquier cabra además de verlos disfrutar saltando y jugando como cualquier niño.

HSUS
HSUS

Actualmente el racho y santuario es hogar de más de 100 animales, así que sin duda que los nuevos integrantes tendrán la compañía que no tuvieron durante el tiempo que fueron abandonados. “Tendrán mucha comida y donde dormir, jamás sufrirán. Estas dos recién nacidas no tendrán que vivir el horror que su madre vivió antes de ser rescatada”.

Puede interesarte