Por Antonio Rosselot
22 febrero, 2021

Blizzard fue descubierta por un vecino, que la vio al borde de la hipotermia y con sus patitas inflamadas por el frío extremo de Detroit (EE.UU). ¿La razón de su abandono? Su familia ya no la quería en casa, por lo que la echaron a morir a su propia suerte.

Las últimas semanas invernales han sido del terror para la gente en EE.UU y Canadá, sufriendo grandes tormentas de nieve y un frío que paraliza hasta los pensamientos. Dicho esto, queremos llevarlos a 2017, año en que ocurrió una triste historia con estas mismas condiciones inhóspitas del clima.

Un vecino de la ciudad de Detroit (Michigan, EE.UU) estaba paseando por un barrio en medio de una tormenta de nieve y se encontró con una inquietante escena: una perrita pitbull de unos dos años de edad estaba encadenada en el patio de una casa, totalmente a la intemperie. Tiritaba de frío y levantaba sus patitas delanteras para no perder la poca temperatura que le quedaba.

Detroit Pit Crew Dog Rescue

El hombre supo que había que hacer algo pronto, porque en caso contrario, la perrita moriría de hipotermia. Ahí fue cuando llamó a la protectora Detroit Pit Crew Dog Rescue para que se encargaran de llevar a la peluda a un lugar seguro y cálido.

Cuando el equipo de rescate llegó al domicilio y trató de hablar con la familia dueña de la perrita, no quisieron recibirlos, así que el vecino tuvo que interceder para convencerlos de entregar al animal a la protectora. En ese minuto, la situación se tornó aún más indignante.

Detroit Pit Crew Dog Rescue

“El vecino entró a la casa para mostrarme que ellos tenían a otro perrito dentro, y ella [la dueña] dijo que no quería tener a la otra perrita en la casa así que la dejarían fuera. Yo intercedí y dije que sí, que nos llevaríamos a la perrita. Ella está evidentemente lesionada y con frío, y no puede estar fuera en estas condiciones”.

—Theresa Sumpter, fundadora y directora de Detroit Pit Crew Dog Rescue, a The Dodo

El equipo de rescate se llevó a la perrita y la bautizó como Blizzard —”tormenta de nieve” en inglés—, tomando en cuenta su extrema historia de supervivencia. La perrita, en tanto, no podía más de felicidad, lengüeteando las manos de los rescatistas, así como agradeciendo su intervención divina; una vez que la subieron al vehículo, Blizzard se hizo bolita y se acurrucó plácidamente.

Detroit Pit Crew Dog Rescue

La llevaron al veterinario de urgencia, ya que sus patas estaban inflamadas y totalmente congeladas. De acuerdo a Sumpter, se recuperaría bien en cosa de días, pero su suerte la ayudó mucho antes de tiempo: horas después de salir del veterinario, Blizzard fue llevada a un hogar de paso junto a otros dos perritos rescatados.

Detroit Pit Crew Dog Rescue

Un final óptimo para Blizzard, que sin tener la culpa de nada, sufrió de frío y abandono por culpa de unos humanos que no la quisieron valorar y la trataron como a un objeto.

Puede interesarte