Por Daniela Morano
5 septiembre, 2019

La veterinaria donde fueron se los impidió y lo dejaron en un refugio. Allí una familia con mucho amor para entregar lo adoptó.

Un perro es parte de la familia, un miembro más como un hijo/a o un hermano/a. Su muerte o pérdida es muy dolorosa para quienes le tienen real afecto a los animales. No es así para algunos, quienes consideran a un animal, sea un perro u otro, como un accesorio, una decoración que es fácilmente reemplazable.

Munchkin es un corgi de 10 años. Vive en Las Vegas, Estados Unidos, con su familia. O al menos eso pensaba él que eran. Para ellos 10 años ya era muy viejo, y como esta raza vive en promedio 12-15 años, los padres de Munchkin decidieron que ya era hora de dejarlo ir.

Instagram munchkin_the_magnificent

En vez de buscar otro hogar para poder adoptar un cachorro, la familia fue hasta la veterinaria a pedir que sacrificaran a Munchkin, reportó el medio KVVU.

Menos mal la veterinaria les aconsejó no hacer eso pues Munchkin tiene buena salud y no era justo hacer algo así. Los convenció de encontrarle una familia que pudiese comprometerse con él durante sus años dorados y dispuestos a cuidarlo como se debe cuidar a un perro mayor.

Instagram munchkin_the_magnificent

Munchkin fue llevado a un refugio, A home 4 Spot Animal Rescue, donde fue adoptado por Michelle Padilla, quien tiene a otro perro mayor llamado Bucky. “Tiene buena salud y se porta bien. Me pareció una locura lo que querían hacer. Desafortunadamente esto ocurre con más frecuencia de la que creemos. Munchkin tuvo suerte”, dijo Padilla.

Instagram munchkin_the_magnificent
Instagram munchkin_the_magnificent

Padilla dijo que Munchkin ahora está muy contento de todo el amor que está recibiendo y espera que su historia genere conciencia en la gente que toma estas horribles decisiones como también incitar a más personas a adoptar perros mayores.

Puede interesarte