Por Diego Aspillaga
30 junio, 2020

El animal estaba desorientado y cansado y la cubeta atrapada en su cabeza se estaba llenando de agua. De no ser por la familia Hurt, que llevó a cabo un heroico rescate, el oso no habría sobrevivido.

Después de un día de pesca en el lago Marsh-Miller el sábado, la familia Hurt regresaba al embarcadero cuando notaron algo flotando en el agua.

Brady Hurt, de 26 años, pensó que podría ser una roca, hasta que lo vio moverse. Su padre, Brian Hurt, de 52 años, dijo que probablemente era un perro. Pero su madre, Tricia Hurt, de 52 años, se dio cuenta de que era algo más inusual.

Tricia Hurt

«Ese no es un perro. Creo que es un oso», dijo Tricia Hurt al Milwaukee Journal Sentinel. «Nos acercamos y dije: ‘Sí, ese es un oso que tiene hambre y tiene la cabeza atrapada en un cubo'».

El joven oso negro nadaba a través del lago el domingo por la noche, luchando por respirar con un recipiente de plástico alrededor de la cabeza. Afortunadamente para ese oso, la familia Hurt organizó una exitosa misión de rescate.

Brady maniobró su bote de pesca mientras su esposo Brian se inclinó sobre el borde, alcanzando hacia el oso.

Tricia Hurt

«Tenemos un oso aquí. Pobrecito tiene una cubeta en la cabeza», narra en el video. Cuando los Hurts se acercan en su bote, se puede ver al oso nadando. «Oh, está asustado», dice ella.

Después de hacer varias vueltas alrededor del oso que lucha, Brian finalmente logró agarrar el recipiente de plástico y sacarlo de la cabeza del oso, quien aprovechó su nueva libertad para nadar hacia la seguridad de la orilla.

La familia Hurt se alegró de haber visto al oso cuando lo hicieron. Cuando Brian Hurt retiró el recipiente de la cabeza del oso, pudo escuchar al oso respirando con dificultad y notó que el recipiente se había llenado de agua.

Tricia Hurt

«Sinceramente creemos que si no nos hubiéramos encontrado con ese oso, no habría llegado a la orilla», dijo Tricia Hurt. «Estaba tan desorientado, no sabía dónde estaba la orilla y estaba tan cansado».

Pero con la cabeza libre para respirar, el oso nadó y el sol se puso en el fondo.

«¡Nada feliz!» Tricia Hurt le gritó al oso mientras se alejaba.

Tricia Hurt pudo grabar el dramático rescate y subirlo a redes sociales, donde se volvió viralde inmediato: el lunes por la tarde, el video ya tenía más de 12,000 acciones y 617,000 vistas.

La familia decidió compartir el video, dijo, porque más tarde se enteraron que el oso había sido visto varias veces en los últimos tres días, y el Departamento de Recursos Naturales de Wisconsin lo había estado buscando, sin suerte.

Tricia Hurt

«Simplemente estábamos en el lugar correcto en el momento correcto», dijo.

Puede interesarte