Por Luis Lizama
29 enero, 2020

Para los trabajadores no es un desconocido, pues ya le habían prohibido el ingreso durante el año pasado. Él no obedece reglas.

Los animales hacen y deshacen como ellos quieren. Juegan, corren, duermen o comen, siempre haciendo lo que les pinta. No tienen preocupaciones, estudios ni trabajos, prácticamente no les importa nada. Si eso ocurre en casi todos los animales, imaginen en un gato, se multiplica por 10. Por eso mismo motivo es que los amamos tanto.

Este gato es un claro ejemplo de aquello. De un momento a otro fue visto acostado en el área de embolsado de un supermercado, pero no es un desconocido, ya lo conocen. Los trabajadores le habían prohibido el ingreso el año pasado, sin embargo, para él no existen los límites y se pasea por donde quiere. 

Jo Harding/SWNS.COM

El divertido hecho ocurrió en una sucursal de la tienda Tesco, en Norwich (Reino Unido). En el año 2019 llegó este felino que se paseaba, acostaba y descansaba donde quería. Se sentía como un jefe, no obedecía reglas ni escuchaba las órdenes.

El personal de la tienda se vio obligado a tomar acciones e invitarle «suavemente» a dejar el local. Cuando lo veían venir, cerraban sus puertas hasta que se iba. 

Jo Harding/SWNS.COM

El «rebelde» de seis años, como ha sido denominado, dejó pasar un tiempo y este año ha vuelto con más fuerza. Cuando todos pensaban haberse librado de él, apareció acostado en una caja registradora, en el área de embolsado. 

Un comprador lo reportó al verlo echado en el interior del local. No se podrán librar de él fácilmente.

¡Sorpresa, humanos inocentes!

Jo Harding/SWNS.COM

Su temerosa actitud y espíritu de rebeldía le han traído admiradores, quienes incluso aseguraron un boicot contra la tienda, tras prohibir al pequeño felino.

«Aunque amamos al pequeño gato de jengibre que nos visita, una tienda de alimentos no es el mejor lugar para un gato, por lo que nuestros colegas lo alientan suavemente a salir cuando intenta entrar».

Jo Harding/SWNS.COM

Claramente no está haciendo caso. El felino llamado ha vuelto a entrar y esta vez con más ímpetu que nunca. 

Su dueño, llamado Jo, creo una cuenta en Facebook para los admiradores, para contar sus aventuras y ya cuenta con más de 2 mil miembros.

«No tengo idea de por qué se le ha pedido a Pumpkin que se vaya ahora. Dicen que está prohibido, pero no estoy seguro de cómo van a mantenerlo fuera».

Comentó su dueño, Jo, a medios locales.

Pumpkin es un espíritu libre que, si no consigue conquistar esta tienda, seguramente lo hará en otra. 

Puede interesarte