Lo tomó por el cuello y no le importó arriesgar su vida con tal de quitarle el dolor al animal.

Aunque los animales salvajes parezcan ser una amenaza para los humanos y de seguro nadie quisiera acercárseles por miedo a ser devorados, lo cierto es que los humanos son una amenaza para ellos. Muchos los persiguen para quitarles las pieles y crear hermosos abrigos, carteras, etc. 

Esa es una de las razones por las que hay tantas especies en peligro de extinción.

Si bien no se enfrentan directamente a ellos, pueden poner trampas para que caigan y así capturarlos de manera más fácil. 

Facebook @WildLife

Precisamente con una situación así se encontró este hombre en un recinto de animales salvajes donde patrullaba cuidando que nadie intentara cazarlos o capturarlos. En uno de los caminos vio a un felino que cojeaba por el dolor en una de sus patas, y al acercarse, se percató que había pisado una trampa y tenía la pata evidentemente herida.

Sin embargo, ayudarlo no sería fácil. Recordemos que es un animal salvaje que intentará atacar si se ve amenazado.

Facebook @WildLife

Por eso con ayuda de un bastón de captura lo rodeó por el cuello y aunque parecía ahorcarlo, solo intentaba ayudarlo. Cuando el felino sintió que ya no tenía forma de defenderse y prácticamente se rindió frente al sujeto, él se acercó a su pata y retiró cuidadosamente la trampa en solo cuestión de segundos.

Facebook @WildLife

Pero ahora venía una de las partes más difíciles: liberarlo.

Si bien de seguro el lince seguía sintiendo dolor, podría lanzarse a atacarlo perfectamente… pero al parecer entendió que solo intentaba ayudarlo, y cuando retiró la correa de captura de su cuello, se alejó algo confundido por lo que acababa de ocurrir.

Mira aquí el improvisado rescate:

Lo bueno… es que no volverá a sentir dolor.

Puede interesarte