Por Diego Aspillaga
20 febrero, 2020

La mala noticia es que la estatua engañó a miles de personas que no saben cómo se ve un ornitorrinco bebé. La buena es que miles compartieron las imágenes reales y son aún más lindos que la escultura de piedra.

Internet está lleno de maravillas. Desde que comenzamos a navegar en la red, los humanos hemos tenido todo el conocimiento de la humanidad en la punta de nuestros dedos.

¿Queremos saber cuánta distancia hay de aquí a la luna? ¿Queremos hacer un tour en primera persona de las pirámides de Egipto? ¿Queremos viajar en el tiempo y ver cómo vivían los dinosaurios? Todo esto está a un sólo click de distancia.

Pexels

Pero esta basta fuente de contenido tiene un lado malo y este es la información falsa. Y es que con tantos estímulos, tantas noticias y tan pocas formas de comprobar su veracidad, es muy fácil caer en sitios o redes sociales en donde una mentira se viraliza y parece ser verídica cuando en realidad sólo es en engaño o una elaborada broma.

Y esto mismo es lo que sucedió con una fotografía que ha sido compartida por miles de personas y que tuvo que ser desmentida por una prestigiosa revista de ciencia.

@TueborFrog

Una foto ha estado circulando en las redes sociales de lo que se creía que era un adorable ornitorrinco bebé, con la pequeña baba incluso siendo vestida por varios usuarios de Twitter, y es realmente preciosa.

Desgraciadamente no todo es lo que parece porque el llamado ornitorrinco bebé del que Internet se ha enamorado es en realidad … una roca, según IFL Science. Sí, la bella criatura ha sido revelada como una estatua por el artista Vladimir Matić-Kuriljov, quien es tan pero tan bueno en lo que hace que engañó a miles de personas con su creación.

@hotchnersmind

Sin embargo, la buena noticia es que la gente ha compartido fotos reales de ornitorrincos bebés en todas las redes sociales y son aún más adorables y hermosas que la estatua.

@Unknownxenoform

A diferencia de la textura dura y…rocosa de la estatua, los ornitorrincos bebés son muy blandos y pueden fueron descritos por los usuarios de Twitter como “malvaviscos que se estrellaron a toda velocidad y a los que luego les salió un pico y aletas de pato”. Si bien son muy distintos a la estatua, siguen siendo criaturas maravillosas.

Estos hermosos animales son los únicos mamíferos venenosos, que tienen picos que detectan campos eléctricos y que ponen huevos.

@TheMitch182

Estas intrigantes criaturas  también logran amamantar a sus crías a pesar de que sus cuerpos no tienen pezones. En cambio, producen leche de los conductos de las glándulas mamarias, donde se acumula en los pliegues de la piel. Luego, los bebés lo chupan de su pelaje o lo lamen entre los pliegues de sus padres, publicó Unilad.

Lamentablemente, estas criaturas increíbles están desapareciendo a un ritmo alarmante, contó Tahneal Hawke, un candidato a doctorado en la Universidad de Nueva Gales del Sur e investigador de la Iniciativa de Conservación del Ornitorrinco a National Geographic.

“El ornitorrinco ha disminuido justo en frente de nuestras narices. Tenemos un área enorme en todo el rango del ornitorrinco donde literalmente no sabemos si están allí ni en qué número si lo están”, dijo.

@colourmeamused_

Si bien no se parecen en nada a la polémica escultura, estos animales siguen siendo preciosos y merecen ser conocidos y cuidados por todos si no queremos que desaparezcan como tantas otras especies ya lo han hecho.

Puede interesarte