Por Andrés Cortés
16 mayo, 2017

Jamás pensó que las fotos que tomaba, podrían ser las últimas.

Las mascotas son los mejores amigos del hombre, de eso no hay duda. Durante nuestras vidas, son los seres incondicionales que moviendo la colita o maullando, nos alegran nuestros días. Lamentablemente, la edad para ellos pasa más rápido que para nosotros y, en muchas ocasiones, nos toca verlos morir. Así ocurrido para Jasmina Povše quien se enfrentó a la muerte de su amigo canino de una particular manera.

Lilly fue el nombre de la pequeña perrita que Jasmina Povše adoptó.

Jasmina Povše

La recibió en un estado decadente y apenas podía caminar. Pero con el tiempo, todo mejoró.

Estaba en una misión de rescate de perros en Croacia y al dejar el refugio la vi, pequeña y asustada“, declaró Jasmina para metro.co.uk. Dos semanas después, Jasmina recibiría a Lilly en su casa cuando un amigo de esta volvió a ir al refugio y vio que la pequeña Lilly seguía ahí.

Ella estaba realmente en malas condiciones. Le tomó un mes en ponerse de pie, pero valió la pena“.

-Jasmina Povše

Jasmina Povše
Jasmina Povše

 

Jasmina recuerda que, cuando la aceptó en su casa, ella tenía asma. Sin embargo, llevar a pasear a Lilly, la ayudó en su enfermedad ya que salía a tomar aire fresco. Al cabo de un tiempo, Jasmina ya no tenía que tomar medicinas.

Jasmina Povše
Jasmina Povše

Después de un tiempo, cuando Lilly ya estaba en forma y ambas eran una familia feliz, Jasmina comenzó a notar que Lilly estaba decaída. La llevó al veterinario y parecía que nada andaba mal.

Jasmina decidió hacer una serie fotográfica de su recuperación.

Jasmina Povše

Pero en vez de capturar su recuperación…

Jasmina Povše

Fotografió sus últimos días.

Jasmina Povše
Jasmina Povše
Jasmina Povše

Ella estará en mi corazón y en mi piel por siempre” – Jasmina Povše