Momentos como este sólo se ven una vez en la vida.

La madre naturaleza es verdaderamente sabia. Las cadenas alimenticias son tan exactas que es posible creer que sólo un ser supremo fue capaz de haber creado todo con tanta perfección y belleza. Aunque hay que decir que no necesariamente el pez grande se come al pez pequeño.

Más bien, si eres astuto, puede ser que no te coman. Lo dice un ágil pulpo.

Imagen ilustrativa- Istockphotos

En los últimos días han estado circulando las sorprendentes imágenes de un astuto pulpo y un delfín en una situación de vida o muerte, literalmente. A primera vista parece que es el delfín el protagonista de la escena, pero tienes que mirar más de cerca.

Imagen ilustrativa- Istockphotos

Quien se lleva toda la atención (y los aplausos, claro) es el inesperado pasajero que el delfín lleva su lomo: el pulpo, que está escapando de ser devorado.

 

 

Fuente

La extraordinaria escena fue captada por el fotógrafo de naturaleza Jodie Lowe en el río Hastings, Port Macquarie, Australia. Se cree que el delfín saltó sobre el agua para despojarse de su deliciosa cena, porque se entiende que el pulpo se aferró a él cuando intentaba devorarlo.

Fuente

Pero ni siquiera los saltos hicieron que cedieran esas fuertes y resistentes ventosas. De hecho, eso fue lo que le salvó la vida.

Los delfines atacan a los pulpos sacudiéndolos hasta dejarlos incapacitados de los tentáculos. Entonces es seguro morderlos. Pero no se esperaba que la batalla se tornara por completo y fuera el depredador quien quedara bajo el yugo de su presa.

Fuente
Fuente

Eventos como este sólo se ven una vez en la vida. ¿Qué te parecen las fotografías? 

Puede interesarte