Por Augusto Catoia
4 enero, 2018

Una de estas especies tendría tan sólo un ejemplar en todo el mundo. Su caso es irreversible.

Aunque los temas ecológicos más abordados en el mundo actualmente son el calentamiento global y la contaminación del aire con gases tóxicos, uno de ellos es quizás el aspecto en el cual el hombre está más directamente involucrado: la muerte de animales. Destrucciones de hábitats completos, contaminación de aguas con miles de especies, pescas de arrastre y caza desenfrenada están matando a muchos animales de incontables especies, todos los días.

Y cuando se ven cuáles animales están muriendo y se están agotando en el mundo, el sentimiento es de pura tristeza. Eso es lo que muestran las imágenes del fotógrafo Tim Flach.

Tim Flach

Este fotógrafo, oriundo de Londres, embarcó en un viaje de dos años por el mundo captando imágenes de animales en peligro crítico de extinción. Todas las imágenes fueron pensadas para una publicación llamada Endangered (“En Peligro”), en la cual se documentan los desafíos que enfrentan los animales en manos de las acciones humanas en la naturaleza.

Y quizás ni conocíamos a muchos de los animales en la lista, como el antílope de Saiga, de países de Europa Oriental como Rumania, Moldova, Ucrania, Rusia, Mongolia, entre otros.

Tim Flach

Otro bello animal registrado fue el guacamayo militar, una de las aves más buscadas del mundo. Se estiman que 78 mil son atrapadas al año para ser vendidas ilegalmente y sólo 10 mil están libres en México, su “país natal”.

Tim Flach

El rinoceronte blanco, por su parte, es quizás el caso más triste de todos: sólo quedaría un ejemplar vivo en todo el mundo. Lo cual significa que estaría extinto afuera del cautiverio y su total extinción sería cuestión de tiempo

Tim Flach

“Al mirar a los ojos del último rinoceronte blanco, pensé que nunca ha sido tan importante para nosotros el valorar y conectarnos con la naturaleza y cuestionarnos el cómo lo hacemos. Una de las cosas más importantes es que sepamos lo que está pasando”, sostiene Flach.

Y concluye: “Debemos redefinir nuestra conexión cultural con la naturaleza y ser inteligentes”.

 

Tim Flach

Lamentablemente, ningún animal registrado por su lente será necesariamente salvado. Pero es posible que pueda combatir la tendencia, en cierta medida, rompiendo el corazón de muchos.

Puede interesarte