Por Elena Cortés
20 septiembre, 2016

El país busca convertirse en un líder mundial en cuanto a soluciones energéticas y medioambientales.

Una noticia muy positiva acaba de salir a la luz y realmente podría cambiar algunas cosas. Francia acaba de convertirse en el primer país del mundo que prohíbe el uso de platos, cubiertos y vasos plásticos desechables. Esta ley dispondrá que a partir del 2020, toda la vajilla desechable podría ser fabricada en un 50% con materiales biológicos.

Francia acaba de lanzar una extensión de la Ley de Transición Energética para el Crecimiento Verde, con el objetivo de contribuir y mitigar el impacto del cambio climático.

a23y0002-2
AP

Para el país europeo es muy importante tener una estabilidad en cuanto al medio ambiente y sobre todo preservar la limpieza y pureza del medio ambiente, que de a pocos ha ido decayendo en cantidades bastante aterradoras.

Al mismo tiempo busca convertirse en un líder mundial en cuanto a soluciones energéticas y medioambientales.

paris-picnic-1-1-2
Referencial

De acuerdo a la Asociación Francesa de Salud y Medio Ambiente (ASEF), 4,730 millones de vasos desechables son desechados en el país. Solo el 1% son reciclados, en gran parte debido a que están hechos de una combinación de polipropileno y poliesterino.

Sin embargo, a pesar de ser aplaudida por muchos, la regulación francesa no ha sido aceptada por algunos, sobre todo por las empresas encargadas de producir este material.

timthumb-2
Referencial

Esta nueva ley se dio gracias a Ségolène Royal, la Ministra de Ecología, Desarrollo Sustentable y Energía. Su plan de «Crecimiento Verde», busca recortar el vertido de residuos a la mitad para el 2025 y reducir las emisiones de gases invernadero en 40% para el 2030.

¿Qué opinas sobre esta nueva ley?

Puede interesarte