Por Catalina Maldonado
22 noviembre, 2021

Las mascotas no son “ni juguetes ni productos”, declaró el ministro de Agricultura, Julien Denormandie, para celebrar el importante avance en la lucha contra el maltrato y el abandono de mascotas.

A pesar de que muchos disfrutamos ir a una tienda de mascotas y ver a los adorables cachorros en vitrina, lo cierto es que es una práctica que ahora es tomada como maltrato para los mismo. Impulsada por los activistas por los animales, hoy Francia le dice adiós a la venta de mascotas. 

El pasado jueves, con el objetivo de “luchar contra el maltrato animal”, se aprobó una propuesta de ley que prohíbe la venta de crías de perros y gatos en las tiendas de animales, como también la presencia de animales salvajes en circos, aunque esta última de forma progresiva.

Shutterstock

La propuesta fue aprobada por el Senado del país europeo, tras el apoyo del Parlamento y con el fin de endurecer las penas por maltrato o abandono, pues si bien un francés de cada dos posee un animal de compañía, cada año se registran unos 100.000 abandonos.

“No son ni juguetes, ni bienes, ni productos de consumo”, aseguró el ministro de Agricultura, Julien Denormandie, quien celebró en su cuenta de Twitter el avance en materias animalistas y pretende que se continúe por este camino.

Pixabay

Según explica la ley, para evitar las compras compulsivas de animales en otros sitios, se le exigirá a los futuros dueños obtener un “certificado de compromiso y de conocimiento”, y así rastrear a los responsables de abandonar a los mismos.

La ley de venta de crías de perros y gatos en tiendas de animales entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 2024, donde ya no se podrán exhibir a los animales en sus escaparates y su venta en línea será mejor regulada.

San Diego Union-Tribune

Animales en circos

Si bien este es un primer gran avance, el principal argumento se dirige a defender a los mil animales salvajes que viven en los 120 circos actualmente registrados. En ese sentido, con la aprobación de este proyecto, estos animales tampoco podrán se exhibidos dentro de dos años ni poseerlos dentro de siete.

Pero eso no solo se ajusta a circos, si no también a los delfinarios en Francia, que actualmente cuentan con 21 delfines y cuatro orcas, los que tampoco podrán poseer cetáceos en un plazo máximo de cinco años. 

Axou

Si bien el gobierno celebra la medida, el presidente del sindicato de los circos, William Kerwich, convocó a una “movilización” para alegar contra el dictamen: “Se trata de una ley arbitraria ya que no hay maltrato animal en nuestros circos”, afirmó a AFP.

Con estas medidas se logró un importante avance, pero los animalistas no la ven suficiente y apuntan sus ojos a detener la ganadería industrial como gran cambio contra el abuso de animales.

Puede interesarte