Por Romina Bevilacqua
25 enero, 2016

Es increíble pensar que una sencilla y superficial conversación la llevó a rescatar a este pequeño.

Cuando Darlene fue a su cita con su manicurista, regresó con algo más que un buen look. Estaba allí sentada como muchas otras veces, teniendo pláticas de situaciones cotidianas sin mucha importancia, cuando la mujer comenzó a hablarle del perro de su hijo. Pensarías que no hay nada de raro en una conversación así, pero lo que esta mujer le estaba diciendo no era nada para tomárselo a la ligera.

httpv://youtu.be/-4jTaELQvb4

Resulta que su hijo tenía un pit bull llamado Smokey al que mantenía en la parte trasera del jardín y al que se negaba a alimentar o darle agua.

Captura-de-pantalla-2016-01-20-a-las-16.45.41
PAWsitive

Sorprendida por lo que su manicurista acababa de decirle, Darlene le pidió ver un fotografía del perro.

«No podía creer lo que veían mis ojos. Me hizo sentir enferma»

–Darlene–

Le pidió la dirección de la casa de su hijo y fue hasta allá.

Captura-de-pantalla-2016-01-20-a-las-16.45.26
PAWsitive

Tocó la puerta, pidió ver al perro, le colocó una correa y regañó al joven. «Al menos podrías haberte hecho cargo de este animal. Estúpido», dijo. Esta impulsiva reacción de Darlene se debió a que las fotografías mostraban que el perro estaba evidentemente desnutrido, sus costillas y huesos de la cadera sobresalían de su piel y era evidente que a menos que alguien interviniera pronto, ese perro moriría. De hecho la única razón por la que no lo habían sacrificado aún, era porque se negaban a pagar los 200 dólares del procedimiento, según le contó la manicurista.

Así que lo primero que hizo Darlene fue llevarlo al centro Forte Animal Rescue para que recibiera la atención veterinaria que necesitaba. Allí el diagnóstico de los especialistas fue desgarrador: lo habían privado de alimentos por semanas e incluso posiblemente durante meses y su sistema digestivo estaba en shock.

Captura-de-pantalla-2016-01-20-a-las-16.46.40
PAWsitive

Con el paso de los días, Smokey fue recuperando sus fuerzas y al fin comenzó a alimentarse como un perro normal; ya era tiempo de ponerlo en adopción para que encontrara al fin una familia que se preocupara de él.

980x
Forte Animal Rescue

Meses después de que una familia adoptara a Smokey, Darlene fue a visitarlo para ver cómo estaba y se llevó una grata sorpresa: no sólo se veía saludable sino que muy feliz, y por supuesto la recibió con gran entusiasmo.

Captura-de-pantalla-2016-01-20-a-las-16.47.03
PAWsitive

Puede interesarte