Por Daniela Morano
26 diciembre, 2018

El pequeño se sentó en la misma parada todos los días, fijándose especialmente en los coches que tenían el mismo color que el de su amo.

Los perros son sin lugar a duda uno de los animales más fieles y leales que existen. Son capaces de esperar y soportar todo tipo de extremas condiciones con tal de estar junto a sus amados dueños. No por nada es famosa la historia de Hachiko, el perro que esperó durante nueve años a que su dueño regresara, sin saber que este había fallecido. 

Algo similar ocurrió en Mametkino, Siberia, donde ni los veranos son calurosos. Y para quien fue especialmente frío fue para este perro, quien fue abandonado en una para de autobuses y esperó durante 6 meses a su dueño, soportando temperaturas menores a los 30ºC. 

Nastoyashee Vremya/The Siberian
Nastoyashee Vremya/The Siberian

“Es un perro muy leal, pensamos que su desconocido dueño tiene un coche gris”, comentó a The Siberian Times el granjero Sabyrgali Baysagurov, quien intentó ayudar al perrito. “Sólo perseguía coches con el color del que tenía su dueño…”.

El perro fue bautizado como Hachiko por los vecinos, quienes intentaron llevarlo a alguna de sus casas. Sin embargo éste se rehusó, sin dejar que nadie lo moviera de su lugar, aún con la esperanza de que su dueño regresaría.

Nastoyashee Vremya/The Siberian
Nastoyashee Vremya/The Siberian
Nastoyashee Vremya/The Siberian

En el otoño, los mismos vecinos instalaron una especie de caseta para que Hachiko se escondiera pero aún así prefería dormir sobre la paja desde donde podía ver los coches pasar.

Con el terrible frío que acecha a la ciudad, la comida que le dejaban para que se alimentara se congelaba antes de que pudiese comérsela. No pensaron que sobreviviría mucho tiempo más hasta que su historia llegó a los medios locales. 

Nastoyashee Vremya/The Siberian
Nastoyashee Vremya/The Siberian

Un grupo de rescatistas viajó 400 kilómetros para salvar al animal, quien fue adoptado por una de las voluntarias, Irina. “Simplemente admiro a este perro, su lealtad. No es algo que encuentres en la gente”, comentó.

Nastoyashee Vremya/The Siberian
Nastoyashee Vremya/The Siberian

Hachiko ahora encontró un hogar justo a tiempo para la Navidad, la cual compartió junto al otro perro de Irina y sus gatos Marusya e Ivan Ivanovich.

Puede interesarte