Por Cristofer García
28 mayo, 2020

Los rescatistas llegaron junto a tiempo para salvar la vida de Deru. Ahora este perrito, después de un largo camino de recuperación, puede volver a ser feliz.

Un perrito que estuvo cerca de perder la vida, ha dado un giro a su suerte y ahora cuenta con una familia que lo ama. Este peludo fue encontrado ahorcado, con su cráneo roto y dado por muerto, luego de ser torturado. Sin embargo, se recuperó casi milagrosamente.

Este amigo abandonado necesitó una cirugía de emergencia para reparar su fractura de cráneo y una embolia espinal, un bloqueo repentino de una arteria en la médula espinal. Su estado era lamentable.

Mercury Press and Media

Los veterinarios que lo atendieron creen que todo esto fue causado por ser colgado y golpeado en la cabeza con una pala. Solo un alma despiadada haría semejante acto de brutalidad contra un ser vivo. No obstante, afortunadamente el peludo llegó a manos de la organización benéfica Vizslamentes.

Este perrito fue rescatado en Hungría, donde afortunadamente lo encontraron justo a tiempo. Sin embargo, a pesar de su excelente recuperación dos años después tuvo una recaída. Chris y Lara Jessop se han encargado de cuidarlo y ser su familia desde que fue salvado.

Mercury Press and Media

“Lo encontraron con una soga de metal atada alrededor de su cuello, por lo que los veterinarios piensan que alguien había tratado de colgarlo. Tenía solo seis meses cuando lo encontraron, simplemente no vale la pena pensar que alguien podría hacerle eso a un cachorro”, dijo Lara a Daily Mail.

“Es un milagro, pero llegó a donde está, es el perro más resistente que he conocido. Incluso cuando se derrumbó dos años después, realmente no lloró, se podía ver en su rostro, parecía petrificado, pero no estaba llorando ni sollozando. Es un campeón tan valiente. Es un alivio enorme que ya no esté tomando analgésicos”, agregó Lara.

Mercury Press and Media

Deru, como se llama este peludo de raza vizsla, vive con otros dos perritos de su mismo tipo: Alfie, de siete años, y Arthur, de seis. Todos ellos han sido rescatados. Deru, gracias a la rehabilitación, ha mejorado mucho su condición física y hasta ha podido hacer recorridos por los conocidos Tres Picos de Yorkshire, al norte de Inglaterra, donde vive con su familia ahora.

Sin embargo, cuando volvió a sufrir de salud, se trató de la misma membrana donde había sufrido la embolia, que comenzó a hincharse y ejercer presión sobre su columna vertebral. Necesitó de terapia con láser y tratamientos de fisioterapia, además de una dieta equilibrada.

Mercury Press and Media

“Recuerdo cuando hicimos los Tres Picos de Yorkshire y nos dirigíamos al aparcamiento al final y me eché a llorar al mirarlo. Estaba tan orgullosa de él, que hubiera pensado que este perro que ni siquiera podía caminar o ponerse de pie hace 18 meses estaría marchando alrededor de los Tres Picos”, dijo Lara.

“Siempre supimos que sus heridas eran tan severas que su atención sería de por vida o continua. Todavía recuerdo el día que colapsó como si fuera ayer. Lo encontré en la cocina en su cama y cuando trató de ponerse de pie se cayó al suelo. Grité por Chris y lo llevamos directamente a los veterinarios de emergencia. Sabíamos que eran sus viejas heridas las que habían vuelto para perseguirlo”.

Sin embargo, después de todo ese viaje tan duro, ahora ya está sano completamente y está disfrutando de todo con mucha alegría. Ya no necesita medicamentos ni tratamientos.

Mercury Press and Media

“Ha sido un viaje largo y no es el mismo perro que hizo los Tres Picos de Yorkshire. En los paseos, tengo que llevarlo sobre algunos de los montantes y no puede caminar y olfatear el suelo como lo hacen otros perros. Pero todo lo que siempre quisimos para él fue vivir una vida feliz y saludable y creo que hemos cumplido nuestra misión”, expresó Lara.

Ya el pequeño tiene una vida totalmente diferente y no puede estar más feliz.

Puede interesarte