Le dieron la oportunidad a perros destinados a una vida en un refugio o incluso a la eutanasia…

¡Adiós a los estereotipos! Una sabia frase que no aplica solamente a los humanos, sino que también a los animales… y en este caso en particular, a los perros. Los integrantes de la oficina de policías Clay County de Carolina del Norte, Estados Unidos, están contentos y orgullosos de que aceptaron en su equipo de detección de drogas a una dupla de nuevos compañeros: Phantom y Sarah, dos pitbulls rescatados de una perrera.

Fueron entrenados en sus respectivos hogares (Phantom es de Texas y Sarah de Nueva York) y sus nuevos colegas/humanos los aceptaron con los brazos abiertos. Ahora pueden contar con ellos y, al mismo tiempo, darles una mejor vida.

Clay County NC Sheriff’s Office

No es simplemente el hecho de rescatarlos: es que con esto la gente puede darse cuenta de que los pitbulls no son una raza peligrosa, si no que pueden llegar a ser muy cariñosos, inteligentes y serviciales.

Clay County NC Sheriff’s Office

«Las dos fundaciones han asumido la misión de demostrar que los departamentos no necesitan gastar entre 15 y 20.000 dólares para que un pastor alemán de raza pura o un belga malinois busque y encuentre drogas ilegales. Al mismo tiempo pueden darle a perros destinados a vivir en un refugio o eutanasia una segunda oportunidad en la vida, apoyando a oficiales y a departamentos de ley en todo el país «.

-Oficina de policías Clay County de Carolina del Norte-

Y los ojos de este par lo dicen todo: ¡están eufóricos también!

Clay County NC Sheriff’s Office

¡Bravo!

Puede interesarte