Por Camila Londoño
30 noviembre, 2015

Los entrenaron para que volvieran a ser delfines de verdad y no animales de circo.

En el 2009, dos delfines llamados Taesan y Boksoon fueron secuestrados y vendidos a un parque en Jeju, Corea del Sur, llamado Seoul Grand Park. Allí los obligaban (como es usual) a realizar trucos.

11210515_891349300910799_3809763996764185276_n
Fuente

Pero por fortuna, la vida de estas dos criaturas del océano tuvo un giro inesperado.

En 2013, la Corte Suprema exigió su liberación. En mayo de 2015, fueron trasladados de Jeju a un centro de entrenamiento llamado Gadoori Training Center. En este lugar los están entrenando para que aprendan a sobrevivir libres en el océano. Después de tantos años en cautiverio, no podían ser liberados sin el debido entrenamiento. Tenían que aprender a ser otra vez delfines, a recuperar su fuerza para nadar varios kilómetros, a cazar y a olvidar su vida como animales de circo.

Captura-de-pantalla-2015-11-27-a-las-11.43.54
Kang Jae-hoon

Este fue el primer paso para que en junio de 2015, Taesan y Boksoon al fin pudieran ser 100% libres.

Captura-de-pantalla-2015-11-27-a-las-11.44.15
Kang Jae-hoon
Captura-de-pantalla-2015-11-27-a-las-11.44.04
Kang Jae-hoon

Tres delfines llamados Chunsam, Jedol y Sampal también fueron entrenados y liberados. Ahora son más felices que nunca.

Uno de ellos (Chunsam) fue capturado en una fotografía nadando con grupo de delfines salvajes. 

o-CHUNSAM-AND-SAMPAL-IN-TRANSFER-570
Korean Animal Welfare Association
02-chunsam-native-pod-south-korea-670
Brian Skerry

Al fin Taesan y Boksoon pudieron sentir la libertad de ser delfines de verdad. 

Puede interesarte