Por Antonio Rosselot
25 noviembre, 2019

El refugio «Narnia», ubicado en Santiago del Estero (Argentina), sufrió con los vientos de más de 80 km/h y los 200 mm de lluvia que cayeron en la zona. Hoy buscan donaciones para costear el cuidado de los casi 350 perros que hay en el lugar.

En este caso, adaptaremos el clásico refrán religioso a la contingencia: «Uno propone, pero la naturaleza dispone». Esa es la frase que podría resumir el lamentable hecho que sucedió en Santiago del Estero (Argentina), donde una serie de vientos huracanados destruyeron parte de un refugio para perros.

Mariano Osés Martelli

El lugar, bautizado como «Narnia» —ya que según los locales, el lugar ‘está lleno de magia’—, fue azotado por un temporal que afectó a la zona centro norte de Argentina. Ráfagas de más de 80 kilómetros por hora destruyeron una gran parte del predio donde se ubica el refugio, y lamentablemente terminaron con la vida de 11 animales, la mayoría de ellos de edad avanzada.

«Los galpones no se rompieron, pero volaron las carpas donde estaban los perros discapacitados, algunos no videntes, viejos, o con alguna enfermedad. Tenían una estructura de metal que no resistió».

Mariano Osés Martelli, uno de los fundadores del refugio, a La Nación

Mariano Osés Martelli

Osés, abogado de profesión y padrino honorífico de la organización, fundó «Narnia» junto a Eduardo Groh Riemersma —conocido como «El Polaco», quien vive en Santiago del Estero desde hace 16 años y cuida a los animales del refugio. Actualmente en el terreno viven 340 perros, rescatados ya sea de la calle o de dueños maltratadores.

Si bien el temporal se previó y se tomaron precauciones para evitar que causara daños más severos, la violencia del frente dejó daños severos en infraestructura y en el número de animales.

Mariano Osés Martelli

«Hubo tres ráfagas muy fuertes, todas ellas con vientos superiores a los 80 kilómetros por hora. La tercera fue la peor de todas, arrasó con todo. Además cayeron cerca de 200 mililitros de agua en una hora y media».

Mariano Osés Martelli, uno de los fundadores del refugio, a Clarín

Según las autoridades, el frente de mal tiempo continuará hasta el martes 26 de noviembre, por lo que Mariano y compañía deberán seguir trabajando para resguardar a los animales que aún quedan en «Narnia». Por lo mismo, están recibiendo donaciones de cualquier persona que simpatice con la causa.

Mariano Osés Martelli

Para aportar dinero a la causa se puede realizar un depósito o transferencia al Banco Santander, sucursal 151, cuenta corriente en pesos argentinos a nombre de «Asoc Civil Santiagueña El Mont» (CBU 0720151220000001577136, CUIT 30-71645076-3).

¡Esperamos, por el bienestar de estos peludos, que la naturaleza no haga de las suyas una vez más!

Puede interesarte