Por Felipe Costa
26 marzo, 2021

Un granjero kurdo entró a su gallinero para llevarse la sorpresa de que su gallina parecía estar empollando huevos. Al intentar levantarla descubrió que escondía a tres pequeños felinos, dándoles protección y calor, actuando como una verdadera madre.

El mundo animal constantemente nos sorprende con las increíbles hazañas que pueden realizar ciertas especies solo siguiendo su instinto. Pues esta vez quedarás maravillado con el registro de una gallina que decidió actuar como madre sin importarle que los bebés no eran de ella, o que ni siquiera se trataban de pollitos salidos de un cascarón, sino de gatitos que fueron abandonados.

goran.surchi

No se sabe cómo la gallina los encontró, pero una mañana, el granjero kurdo Goran A Surchi se la encontró arriba de una caja de paja como si estuviese empollando. Sorprendido, se acercó al animal, el cual estaba muy a la defensiva y cuando la levantó para ver los huevos, lo único que vio fue a tres gatitos recién nacidos descansando en el regazo del ave.

¿Quién lo pensaría? un animal omnívoro cuidando de tres mamíferos. Su instinto materno se activó instantáneamente y decidió darles protección como si fuesen sus propios hijos. Algo que va más allá de la lógica natural.

goran.surchi

Al ser descubiertos, la camada de felinos recién nacidos comenzaron a maullar seguramente sabiendo que se les reveló su escondite, aunque de todas maneras no intentaron escapar atemorizados, pues consideraron sentirse a salvo de cualquier amenaza bajo el regazo de la gallina.

Quizás pasar toda la noche allí desorientó un poco a los gatitos, quienes al ver al granjero aprovecharon de echar un vistazo al lugar donde se encontraban y de mirar atentamente al hombre, quien lejos de molestarse se conmovió de la escena, dándose cuenta de que era testigo de un momento maravilloso del mundo animal.

Al parecer, aquellos gatitos ya se acostumbraron a quien se transformará en su nueva madre, pues si no pudieron ser cuidados por aquella felina que los trajo al mundo, aceptarán desde ahora el amor natural y sin condiciones que otro animal les brinde. Una demostración de que el cariño materno puede traspasar cualquier tipo de barrera.

Puede interesarte