Por Valentina Miranda
13 septiembre, 2021

Rilette fue rescatada de una granja a las dos semanas de edad, y tan solo a los 5 minutos de haber estado en su nuevo hogar, se convirtió en la inseparable hermana menor de Nino, un tierno bull terrier que la cuida y quiere mucho. “Cuando encerrábamos a Rilette en su casa, ella hacía estos pequeños y lindos ruidos, casi como si estuviera hablando con él y Nino se sentaba al otro lado, la miraba y meneaba la cola. Fue tan dulce”, contó su dueña a The Dodo.

La adopción animal muchas veces resulta ser un enorme beneficio para las familias que eligen a ese nuevo integrante de la familia y para este último.

Esta es la historia de Rilette, una gansa que fue adoptada por una familia de Francia a las dos semanas de edad. Al mismo tiempo, se convirtió en la hermana menor de Nino, un perro de raza bull terrier que se enterneció con ella apenas llegó y se han llevado bien desde entonces, aunque al inicio los separaban un poco para prevenir que la lastime sin querer, como explican en un post de su Instagram @ninobullterrier.

Instagram: @ninobullterrier

Rilette fue rescatada de una granja de gansos, por lo que llegó cuando era muy pequeña a su nueva casa y no podía dejar de llorar en ese entonces. A su nueva familia le preocupaba si se llevaría bien con Nino, pero eso dejó de ser así a los cinco minutos porque ella empezó a seguirlo a todas partes y él tomó el rol de hermano mayor inmediatamente, de acuerdo a lo narrado a The Dodo.

“Él estaba mirando cada paso de Rilette asegurándose de que estuviera a salvo. Cuando encerrábamos a Rilette en su casa, ella hacía estos pequeños y lindos ruidos, casi como si estuviera hablando con él y Nino se sentaba al otro lado, la miraba y meneaba la cola. Fue tan dulce”, dijo la dueña de ambos a The Dodo.

Instagram: @ninobullterrier

La cuenta de Instagram de Nino muestra que él era un perro muy tierno y gracioso antes de la llegada de Rilette, por lo que parecía poco probable que él la rechazara. “Nino siempre ha sido un perro amoroso pero nunca lo había visto ser tan delicado y gentil con alguien. Estaba claro que entendía lo preciosa que era. Siempre estaban el uno para el otro”, dijo su dueña a The Dodo.

Ahora que Rilette está grande, ambos se divierten como nunca y juegan corriendo en el jardín y van de paseo juntos con su familia. Los dos son fotogénicos y les encanta posar para la cámara.

Instagram: @ninobullterrier

La cuenta de estos hermanos tiene más de 77 mil seguidores en Instagram y comparten sus aventuras muy seguido. El amor entre estos dos seguirá creciendo.

Puede interesarte