Por Luis Aranguren
11 octubre, 2019

No tenían madre y sin importar la raza les dio el cariño que que necesitaban.

Aunque nos creamos más inteligentes que los animales, en ocasiones nos sorprenden al demostrar más ‘humanidad’ de la que nosotros mismos podemos ofrecer. Ellos no miden especie ni clases, cuando se trata de ayudar a otro.

Así es el caso de Kathryn, una gatita hallada en un departamento de alquiler que solo quería amar y ser amada.

Facebook / Langebaan Animal Care

Cuando fue encontrada estaba embarazada, pero por mala suerte perdió a sus pequeños gatitos recién nacidos. En Langebaan Animal Care notaban su tristeza, tenía mucho afecto que dar y no había a quién.

«Ella era extremadamente cariñosa y no le tenía miedo a ninguno de mis perros adoptivos; [ella] caminó hacia ellos y se frotó contra cada uno de ellos».

-Marallich, directora de Langebaan Animal Care

We have a very special story to share with everyone. Meet Katryn and her puppies. Katryn was brought to Langebaan Animal care 3 weeks ago as being abandoned and unfortunately her kittens didn’t survive. She was still lactating so we took her in and kept her safe till we could have her sterilized. Then came along four 3 week old puppies that was handed over to us as unwanted. Katryn claimed the puppies as her own and has been nursing them since then and protects them and cleans them as her own. It has been so special to see this in real life and to realize how amazing animals are to take care of the young no matter what species they are. We could learn so much from animals! These puppies are now up for adoption as they are now 6 weeks old. They are border collie x pups. Please contact Izelle on 0837900653 if you are interested to adopt one.

Posted by Langebaan Animal Care on Tuesday, September 24, 2019

Pero todo cambió en su vida cuando al refugio llegó una camada de cachorros que no tenían madre, la pequeña Kathryn desarrolló un instinto maternal automáticamente. Al llegar intentó calmar a los cachorros lamiendolos y ronroneando, hasta que al fin pudieron dormir.

Facebook / Langebaan Animal Care

«Al principio estaban un poco confundidos y se alejaría de ella, pero ella era persistente y seguía acicalando. Comenzaron a acostumbrarse a que ella los lamiera y ella simplemente se acostó con ellos y no se apartó de su lado».

-Marallich

Los cachorros crecieron y ya encontraron un hogar donde vivir, pero Kathryn no ha terminado su misión de madre, pues ahora cuida de dos gatitos huérfanos que luchan por vivir.

Facebook / Langebaan Animal Care

Esta gata es toda una maravilla y reparte amor por doquier, sin importar raza o tamaño solo les da caricias y besos a quienes lo necesitan. Está claro que cuando se nace con amor de madre para repartir nada importa, solo darlo a quien más lo requiera.

Facebook / Langebaan Animal Care

Por ahora sigue en el refugio esperando a todos los animales que la requieran, su hogar es ese en el que sirve como una gran cuidadora.

Puede interesarte