Por Lolita Cuevas-Avendaño
23 diciembre, 2016

¡Es encantadora!

Keta era una gatita que ningún humano había aceptado en su hogar. Tenía que vivir en la calle y prácticamente podría morir por el ataque de un perro o trasladada a un refugio para que fuera sacrificada. Hasta que intervino un grupo protector de animales no queridos y le dio una segunda oportunidad.

En primer lugar debían hacerse cargo de un tumor, que era tan grande que le deformaba es rostro.

Refugio

Pero nada iba a detener al equipo de rescate para hacer todo lo posible por salvar a Keta.

Refugio

Después de hablar con distintos veterinarios y de hacer diversas pruebas médicas, decidieron avanzar con la cirugía para extirparlo.

Refugio

Todos estaban temerosos de que hubiera perdido su ojo debido al gran tamaño del tumor. Además, sería muy difícil que alguien quisiera llevarla a su hogar.

Refugio

Después de pasar por una biopsia y rayos X, le fue extirpado el tumor. Keta está lista para un capítulo mucho más feliz en su vida

Refugio
Refugio

Se recuperó muy bien y por suerte no perdió su ojo. ¡Come como una bestia y ama la vida otra vez!

Refugio

Ahora lo único que Keta debe hacer es olvidar su doloroso pasado y vivir feliz en un hogar amoroso para toda su vida.

Refugio
Refugio

El equipo de rescate está buscando un buen corazón para que la cuide a partir de ahora. Keta ama a la gente y a los perros también.

Refugio
Refugio

Si te interesa adoptar a Keta contacta a las personas que salvaron su vida.

Puede interesarte