Por Luis Aranguren
5 agosto, 2019

Quienes piensan que gatos y ratones no se llevan están equivocados. Esta gatita adoptó al suyo.

El amor no define de razas y más cuando se trata del amor de madre. Es así como esta gata creyó que este gigante ratón blanco era su hijo y estaba dispuesta a protegerla de cualquier cosa que le pudiese hacer daño, sin importar que fuera más grande que ella.

Es realmente tierno ver cómo el perro quiere jugar con el ratón pero la gatita ve esto como un peligro para su indefenso bebé, quien además se acurruca entre sus brazos en búsqueda de su calor.

Posted by El Chigre Perruno on Friday, July 26, 2019

Durante un largo rato se ve a la gata brincando de un lado para otro y pelear con su amigo perruno para que no toque a la rata. Entre rasguños y mordiscos lo aleja a pesar de que el perro ladra e intenta controlarla, pero nada puede parar a esta super mamá.

El Chigre Perruno

De este modo se desmoronan lo que muchos creemos que son verdades absolutas, mitos como el gato y el ratón e inclusive el perro y el gato quedan atrás. 

El Chigre Perruno

Los tres animales viven juntos en la misma casa y si bien el perro suele tener juegos bastante rudos, todos se quieren muchos y cuidan mutuamente. Entre ellos predominan el respeto y el amor, algo que deberíamos desarrollar más los humanos y hacer de este un mejor mundo.

El Chigre Perruno

El video ha dado la vuelta al mundo y es una muestra curiosa de que las cosas pueden funcionar muy bien. La sensibilidad que existe entre ellos, es una grata muestra de sensibilidad por el prójimo sin importar la raza o tipo de animal.

El Chigre Perruno

En este video podrás ver lo que nunca has pensado y es que Tom adoptó a Jerry para darle todo el amor que merece.

Puede interesarte