Por Cristofer García
27 julio, 2020

Mama Vivia primero fue una gata tímida, sin embargo, con el tiempo ganó la confianza suficiente para expresar su amor. Ahora está feliz en un nuevo hogar.

A pesar de que existen un montón de gatos que viven en la calle, ingeniándoselas para poder sobrevivir, también hay muchas personas que se preocupan por los mininos abandonados y salen a su rescate.  Así dan el ejemplo para que los demás hagan lo mismo, muchas veces son casos sorprendentes.

De esta manera sucedió con una gatita que, siendo la más tímida y miedosa de un grupo de gatos callejeros, pudo ser sacada de las calles justo a tiempo, cuando se encontraba embarazada.

Chatons Orphelins Montréal

Stef, una rescatista de animales de Montreal, Canadá, se dio cuenta de que a esta gata le sucedía algo, cuando se dedicaba a alimentar a estos callejeros. La minina era la última en acercarse a la comida y solo comía las sobras de los demás, según reseñó Love Meow.

Ella al darse cuenta de lo que sucedía, se preparó para sacarla de ahí y averiguar qué le sucedía. Entonces, en la próxima ocasión de comer, la tomó y la llevó a casa para que estuviera a salvo.

Chatons Orphelins Montréal

La gata quedó aterrada y no salió en dos días de un armario, donde Stef le acercaba la comida. Al llevarla consigo se dio cuenta de que estaba flaca y aunque quería comer cuando estaba en la calle, se asustaba con el resto.

Cuando tuvo un poco más de confianza, salió a comer directamente del tazón que le tenían preparado. Lo devoró en tiempo récord, lo cual delataba lo mal alimentada que se encontraba.

Chatons Orphelins Montréal

Luego incluso se dejó acariciar y ronroneó muy fuerte. Esto permitió poder llevarla hasta veterinario y que la examinaran. La idea de Stef era esterilizarla y ponerla en adopción, pero su plan cambió cuando se enteró que la peluda estaba embarazada. Ya no era una gata, sino un grupo de gatos que debían encontrar hogar, lo cual, afortunadamente, sucedió.

«La acogimos y encontramos una familia adoptiva que cuidaría de ella y sus gatitos», dijo Celine Crom de la organización de rescate animal, Chatons Orphelins Montréal, a Love Meow.

Chatons Orphelins Montréal

Ahora Mama Vivia, como la llamaron, vive tranquila en un hogar seguro con sus 5 gatitos. No podía tener una mejor vida, luego de todo lo que sufrió en la calle. Ella se encuentra en buenra recuperación y está contenta con su nueva vida.

Chatons Orphelins Montréal

«Ella ronronea mucho con sus bebés y cada vez que su madre adoptiva está cerca. Estamos muy felices de que la rescataron justo a tiempo para que sus gatitos no tuvieran que vivir un día en la calle», dijo Celine.

Puede interesarte