Por Javiera González Ruiz
3 diciembre, 2018

Uno de los gatos tenía claro que la nueva mascota era un amigo y no comida, y hace todo lo posible para que su hermana no se lo coma.

Todos sabemos lo curiosos que son los gatos. Apenas escuchan algún sonido extraño o ven que algo se mueve, inmediatamente les llama la atención y quieren ir a averiguar qué ocurre. Y cuando se trata de algún animal como un pájaro, un hámster o un pez en sus jaulas o peceras, de seguro se pasarán toda la tarde mirando cómo se mueven.

Y para qué estamos con cosas… los mirarán para intentar cazarlos.

Aunque es cierto que a veces solo quieren jugar y no necesariamente convertirlos en su cena, porque a veces pueden ser grandes amigos.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Al menos eso ocurrió con este gatito, que al parecer se hizo muy amigo de la nueva mascota de la casa, un pez, y lo iba a ver de vez en cuando a la pecera, pero sin intentar molestarlo o atraparlo. Sin embargo, su hermana no pudo socializar demasiado con la nueva mascota y solo quería golpearlo.

Así los encontró su dueña, que de pronto escuchó la pelea que estaban teniendo sus gatos y quiso ir a ver qué ocurría. 

Pero cuando los vio, jamás imaginó que se trataría de una tierna y graciosa escena que luego quiso compartir con sus amigos de redes sociales.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

De acuerdo con el video, sus dos gatos se encontraban sobre una mesa, observando la pecera en la que nada tranquilamente un pez. Como era de esperar, uno de ellos estaba bastante sorprendido con sus movimientos y solo quería cazarlo, pero no podía porque su hermano no se lo permitía.

Cada vez que la gatita intentaba meter una pata en la pecera, él le pegaba para que se detuviera.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Y aunque le costó algo de tiempo y golpes aprender, finalmente la felina entendió que el pez era un amigo y no comida.

Mira aquí la tierna escena:

Por suerte el pez tuvo un gato aliado, porque seguramente no salía con vida.

Puede interesarte