Por Luis Aranguren
10 abril, 2019

Agradecida con la vida, esta madre gata le dio una familia a este pequeño cachorro sin importar su especie. ¡Y ahora el chico tiene 6 hermanitos gatos!

Esta es la historia del pequeño Charlie, un cachorro que fue encontrado triste y enfermo en las calles de California, una vez alguien hizo el llamado, la fundación Wrenn Rescues fue al rescate y organizó a su equipo para trasladar el pobre perrito al Oaks Veterinary Urgent Care para que pudiera ser atendido de emergencia.

Al ingresar al centro veterinario, se percataron que Charlie tenía una pierna rota y que en el futuro iba a requerir una operación que le permita caminar y correr libremente, pero en ese instante lo importante era salvar su vida por lo que aplicaron antibióticos para poder luchar contra las infecciones que también traía.

Instagram/ mizz_rescue

Lo cierto es que este era un cachorro muy fuerte y definitivamente quería vivir, pues a pesar de las adversidades logró salir victorioso. Luego de ser atendido, fue llevado a casa por Jenifer Hurt, quien es cuidadora de gatos recién nacidos y a pesar de no tener conocimiento sobre cómo cuidar perros, dijo a Love Meow que no pudo dejarlo ahí a su suerte.

“Ha estado alimentándose con biberones y tubos durante la semana pasada. La parte más difícil fue tratar de averiguar cómo cuidar de él y lo que necesitaba”

-Jenifer Hurt

El pequeño Charlie, a pesar de estar fuera de peligro, se encontraba en un estado de salud delicado, por lo que fue alimentado cada 3 horas en las que también se le suministraban medicamentos para que pudiese resistir el dolor y vencer las bacterias que aún se encontraban dentro de su cuerpo.

Instagram/ mizz_rescue

Después de esa tormentosa noche el cachorro comenzó a recuperarse, y en ese transcurso de tiempo el equipo de rescate también recogió una una gata con seis gatitos recién nacidos, que inmediatamente fueron examinados. Al encontrarse bien, decidieron que probablemente ella pudiese ser la madre.

Y así de la nada, nació el amor entre esta madre gato y su nuevo hijo adoptivo Charlie, a quien lamía constantemente mientras abrazaba.

Instagram/ mizz_rescue

“Ella lo aceptó de inmediato. Charlie no se preocupa demasiado, así que todavía tengo que alimentarlo con biberón, pero él está absolutamente encantado con la compañía”

-Jenifer Hurt

Instagram/ mizz_rescue

Después de cada comida, la gata limpia la cara del cachorro, y es que la compañía le ha hecho tan bien que Charlie que luego de mucho tiempo pudo al fin abrir sus ojos, lo que indica que todo el amor de su familia felina está haciendo efecto.

Puede interesarte