Por Monserrat Fuentes
20 diciembre, 2018

De no ser por su humana, la pequeña Tate ya no estaría con vida.

Los animales son increíblemente agradecidos con las personas les tienden una mano y los ayudan cuando la vida se pone difícil, saben que fueron muy afortunados al encontrar a un humano de buen corazón.

Una pequeña gatita fue encontrada vagando por las calles de Filadelfia, Estados Unidos, tenía apenas pocas semanas de vida, estaba desnutrida y presentaba una rara condición llamada polidactilia, que provoca el crecimiento anormal de dedos en las extremidades.

Kitkat Playroom
Kitkat Playroom
Kitkat Playroom

Sus rescatistas la llamaron Tate y la trasladaron hasta el refugio Kitkat Playroom, donde comenzaron a alimentarla para que recobrara las fuerzas, pero pasados pocos días notaron que había un problema con la felina.

Una semana más tarde, Jen Mack, la directora del centro de rescate, comenzó a notar un gran punto blando en la cabeza. Después de ver a un neurólogo en el Hospital Veterinario de Red Bank, descubrieron que Tate había nacido con hidrocefalia. «Es una condición extremadamente peligrosa donde el exceso de líquido cefalorraquídeo se acumula en su cerebro», le dijo Jen a Love Meow.

La pequeña tuvo que pasar por dos cirugías para extraer el líquido en su cabeza, operaciones muy riesgosas para una cachorra de su edad. Por fortuna todo salió bien y de inmediato empezó a recuperar la energía.

Kitkat Playroom
Kitkat Playroom
Kitkat Playroom
Kitkat Playroom

«Inmediatamente después de la cirugía, comía como una campeona, se movía muy bien y usaba su caja de arena.”, reveló Jen, «a las nueve semanas de edad, había pasado por dos procedimientos cerebrales y una operación cerebral que nunca se había realizado en un gatito tan pequeño como ella. Quería saltar y jugar. No tiene idea de que hay algo diferente en ella», comentó Jen a Love Meow.

Una vez que Tate se recuperó completamente, se puso extremadamente cariñosa con Jen, le encanta estar cerca de ella y acurrucarse en su regazo en todo momento. Es como si le estuviera agradeciendo por salvarle la vida.

Kitkat Playroom
Kitkat Playroom
Kitkat Playroom

«Si estoy ocupada, ella se enoja hasta que me siento, para que pueda tomar su siesta conmigo», finalizó Jen, revelando que no se despega de su lado.

Mira aquí el video.

Esa es su forma de agradecer todo el amor que ha recibido.

Puede interesarte