Por Antonio Rosselot
17 marzo, 2021

La pequeña Katherine fue víctima del maltrato de unos adolescentes en Azerbaiyán, que la golpearon, la bañaron en pegamento para ratas y la abandonaron en una autopista. Afortunadamente, su historia trascendió miles de kilómetros y, al recuperarse de sus lesiones, la gata viajó a EE.UU para tener un nuevo comienzo en su vida con una dueña que la adora.

Luego de unos largos meses de espera y tedio, esta gatita llamada Katherine logró llegar sana y salva a Chicago (EE.UU), ciudad donde se instalaría a vivir con su nueva familia. Pero su historia es, por lejos, lo más conmovedor de toda esta situación.

Todo comenzó en diciembre de 2020 cuando Katherine, que vivía en las calles del lejano Azerbaiyán, lamentablemente se topó con un grupo de adolescentes que decidieron verla y hacerla sufrir, con el puro objetivo de entretenerse.

FB: Katherine the Conqueror

Lo que hicieron con ella fue francamente terrible: además de golpearla y noquearle todos los dientes, la pegaron a una tabla usando pegamento para atrapar ratas y luego la dejaron a su suerte en medio de una autopista muy transitada.

Katherine estaba totalmente inmovilizada y lloraba por ayuda, pero nadie la podía oír ni ver. Pero una mujer vio a los adolescentes riéndose y, acto seguido, encontró a la gatita y se la llevó a un hospital veterinario, que dio un diagnóstico bastante crudo.

“Fue llevada rápidamente a la unidad de cuidados urgentes por un trauma en su cabeza, una boca sangrante y dientes faltantes. Además de estas lesiones, la gata ingirió pegamento debido a que los culpables trataron de sellarle la boca, y terminó con una intoxicación. Está pasando por un momento de mucho dolor, y el hospital está haciendo todo lo posible para mantenerla cómoda”.

—Organización Good World Animal Rescue and Protection (GWARP), en sus redes sociales—

FB: Katherine the Conqueror

De a poco, Katherine comenzó a sanar sus heridas, luego de recibir tratamiento intravenoso por un buen rato; comenzó a beber agua y demostró tener un gran apetito. A pesar de haber sufrido un horrible calvario, la gata seguía ronroneando y disfrutaba agradecida las caricias de sus cuidadores.

“Estamos felices de contarles que Katherine está muy cerca de superar la intoxicación por ingerir pegamento. Si bien su sistema digestivo e hígado están dañados, está siendo tratada y respondiendo de buena manera (…) Su falta de coordinación y balance por el trauma en su cabeza está mejorando cada vez más. Por último, sus ojos finalmente están abiertos de par en par”.

—Organización Good World Animal Rescue and Protection (GWARP), en sus redes sociales—

FB: Katherine the Conqueror

Una vez sana y estable, era hora de que Katherine encontrara un hogar definitivo. La organización GWARP compartió su historia en las redes sociales y llegaron muchas postulaciones para quedársela, pero la ganadora fue Melisa Tanksley (EE.UU), que se enamoró de Katherine desde el minuto en que la vio y estuvo pendiente a todas sus actualizaciones de salud.

Pasaron tres meses de espera y gestiones pero, finalmente, el pasado jueves 11 de marzo, Katherine llegó a Chicago desde Azerbaiyán, viajando una gran cantidad de horas dentro de una jaula para mascotas. Melisa la fue a buscar a la zona de carga del aeropuerto, y apenas la tuvo en brazos, la gata le ronroneó y se acurrucó en su cuello. Ella, en tanto, lloró de emoción.

FB: Katherine the Conqueror

Una señal divina de que, después de haber sufrido y luchado por su vida, esta gatita llegó al lugar indicado.

Puede interesarte