Por Macarena Faunes
16 octubre, 2019

Maisey derrite a sus nuevos dueños con tan solo una mirada. No hay forma de sacarla de los brazos de la pareja que le dio una segunda oportunidad de vivir.

Todos hemos pasado por momentos de dolor y sufrimiento. No vemos solución a los problemas que enfrentamos. Pero cuando logramos salir victoriosos de estos, aún seguimos con el miedo de que puedan volver a lastimarnos. Debemos aprender a confiar en el destino y en las personas que nos ayudaron en estas duras instancias.

Un gatita insiste en seguir abrazada a su rescatista a pesar de estar fuera de peligro. La voluntaria la encontró sola en un edificio aisliado en una granja. Le dio una nueva oportunidad de vivir.

Danica Floto

Maisey fue abandonada junto a sus hermanos en el hostil lugar por su madre. Ella fue la única que sobrevivió. Hubiera tenido el mismo desenlace si no hubiera sido por Danica Floto, del refugio Critteraid Animal Sanctuary. Se transformó en su cuidadora temporal, contó a Love Meow.

Danica Floto

«Allí los pequeños estaban muy enfermos y carecían de esos primeros días cruciales de la leche materna».

-Danica Floto a Love Meow-

Danica Floto

A media que iba creciendo, la principal preocupación de la joven era la alimentación de este felino. Quería que estuviera lo más nutrido posible.

Danica Floto

«Probé muchos platos y recipientes para gatos diferentes para mantener el desastre a raya, pero ella estaba más contenta cuando la dejé nadar en él».

-Danica Floto a Love Meow-

Danica Floto

Después de un tiempo, Maisey fue adoptada por una pareja joven y es amada como a una hija. Le cambiaron el nombre a Piper, pero sigue igual de cariñosa.

Danica Floto

Cuando ya dejó de ser una gatita, sus dueños intentaron que jugara con otros mininos. Fue imposible. Ella insiste en acompañar a sus humanos. Descansa en sus brazos y los abraza como si no hubiese un mañana.«Maisey obtiene lo que Maisey quiere», es la frase con la que la que la describen.

Danica Floto
Danica Floto

Pese a que su doloroso pasado quedó atrás, la felina sigue con el temor de ser abandonada nuevamente. Pero eso no sucederá. Su nueva familia la quiere desde el primer día. Un final feliz para Piper.

Puede interesarte