Por Monserrat Fuentes
3 enero, 2019

Vivió duros momentos abandonada en medio de la nada, hasta que encontró un hogar definitivo.

Se dice que nosotros no elegimos a nuestras mascotas, que son ellos los que no eligen como sus dueños, eso le ocurrió a un pareja francesa que salió a andar en bicicleta por una carretera cercana, iban pedaleando cuando de pronto escucharon un maullidos que les llamó la atención.

“Estábamos en una calle muy tranquila que pasaba por un bosque sin casas cerca, cuando de repente escuchamos un fuerte maullido proveniente de un grupo de helechos en el costado de la carretera”, dijo Céline a Love Meow.

@tartemadame/Instagram
@tartemadame/Instagram

Tanto Céline como Daniel disfrutan del ciclismo, pero ninguno de ellos imaginó que una tarde de pedaleo los transformaría en padres de una gatita. “Al principio, pensamos que era una especie de ave, así que nos detuvimos y tratamos de ver de dónde venía el ruido. Y allí estaba ella, una gatita asustada, llorando”, reveló la chica.

La gata estaba angustiada y no quería acercarse a la pareja. Céline se tendió en el suelo y le habló en voz baja, tratando de ganarse su confianza. Cuando la felina se dio cuenta de que la pareja no quería hacer daño, se acercó a Céline y decidió que quería abrazos. “Ella no me dejaría. Siguió trepando (con sus garras) y llorando”, dijo Céline. “En ese momento, sabíamos que teníamos que intentar llevarla a casa”.

@tartemadame/Instagram
@tartemadame/Instagram

Intentaron llevarla en bicicleta hasta casa, pero ella no se quedaba tranquila, por eso decidieron ir lo más rápido posible a buscar el automóvil, cuando volvieron la pequeña seguía ahí.

“Tan pronto como salí del auto y la llamé, ella salió de su escondite en los helechos y vino corriendo hacia mí”, dijo Céline a Love Meow.

@tartemadame/Instagram
@tartemadame/Instagram

Desde ese día convirtiendo en una más de la familia, ahora tiene un hermano perruno y una hermana humana y vive feliz con todo los cuidados que necesita para ser una gata sana saludable.

Desde el día que fue rescatada ha pasado un año, dejando atrás el hambre y el frío que alguna vez sintió. ¿Cómo agradece el amor de sus dueños? Con abrazos y mimos.

@tartemadame/Instagram
@tartemadame/Instagram
@tartemadame/Instagram

“Es una gata encantadora, muy amigable y juguetona. Tan pronto como nos escucha levantarse, corre por las escaleras para saludarnos ronroneando y golpeando con la cabeza”, dijo Céline a Love Meow.

¡Qué linda!

Puede interesarte