Por Daniela Morano
15 enero, 2019

Con juguetes y determinación, João le dio una oportunidad para vivir feliz a esta gata recién nacida.

Gracias al buen corazón de ciertas personas, muchos animalitos han logrado ser rescatados o llegado a vivir una vida en mejores condiciones. No es fácil hacerse cargo de un animal con algún tipo de discapacidad, pero con paciencia y amor todo se puede. Es el caso de este niño, quien estaba determinado a ayudar a caminar otra vez a esta gatita.

João, de nueve años, vive en Brasil y ama a los animales. Cuando supo que una gatita de sus vecinos necesitaba un hogar, se emocionó por conocerla. Apenas la conoció se enamoró de ella, y no quería más que llevársela a casa.

Rogéria Bello Corazza

Sin embargo algo extraño ocurría. La pequeña gatita no podía caminar bien, no tenía movilidad en sus patas traseras y João vio como sus hermanos jugaban felices mientras ella se sentaba sola a aun lado. “Le dio mucha pena que no pudiese jugar con los otros gatos”, comentó su mamá, Rogéria Bello Corazza, a Love Meow.

Rogéria Bello Corazza
Rogéria Bello Corazza

Se decidió a ayudarla como fuese y llegó a su casa a pensar en ideas para construir un silla de ruedas para un animal tan pequeño como ella. Junto a un amigo, reunieron materiales que pudiesen servir para la silla: un coche de juguete como base, donde la gatita podía afirmarse.

Rogéria Bello Corazza
Rogéria Bello Corazza

“A los pocos minutos estaba caminando. Fue una gran idea y es genial que haya caminado de inmediato“, comentó su madre.

Los vecinos estaban muy contentos de la ayuda de João, pero él especialmente estaba muy feliz de haber podido ayudar a un animal que necesitaba una mano. “La gatita ahora está muy bien, camina a todos lados”.

 

Puede interesarte