Por Macarena Faunes
26 junio, 2019

Luna y Lupita fueron adoptadas por Cardinal y Phoenix, dos gatos que vivían en un edificio en demolición. Ahora los cuatros se quieren como hermanos 🐱🐱🐱🐱

Además de ser tiernos, cariños y hermosos, los gatos cuidan mucho de sus pares. Se preocupan de que no les falte nada y de prestarles una mano en caso de que lo necesiten, sin esperar nada a cambio. Cuando ellos tienen un comienzo difícil en su vida, están pendiente que los más pequeños no pasen por lo mismo. 

Cardinal y Phoenix son dos hermanos que fueron encontrados viviendo en un edificio que estaba en destrucción en Los Ángeles, por la asociación Alley Cat Rescue.

Drew @lacatboy

Fueron acogidos momentáneamente por esta entidad, donde sanaron sus heridas y comenzaron a tener más confianza en ellos mismos y en los humanos.

Drew @lacatboy

Al ver que se querían tanto, Alley Cat Rescue quiso que fuesen adoptados juntos, tal como contó la voluntaria de crianza Desiree Stapley a Love Meow.

«Realmente se aman, así que queremos encontrarles un hogar juntos. Son los gatos más cariñosos que he conocido».

-Desiree Stapley a Love Meow-

Drew @lacatboy

Seis meses después encontraron un a familia que los recibió en su casa, pero la adopción no duro. Los mininos fueron entregados a un nuevo refugio debido a razones de alergia.

Giana @thegrassprincess_

Alley Cat Rescue los volvió a tener bajo su cuidado, pero esta vez Giana, otra voluntaria, les dio abrigo en su hogar, lugar donde han pasado el mejor tiempo de sus vidas ronroneando y abrazándose entre sí.

«Son incluso más amigables que cuando me los dejaron».

-Giana a Love Meow-

Giana @thegrassprincess_

Mientras tanto, un par de gatitas bebés fueron rescatadas de una colonia salvaje en la ciudad. Luna y Lupita fueron recibidas por Giana en su casa, con el fin de sanarlas sus heridas.

Giana @thegrassprincess_

Después de unas semanas, estas hermanas conocieron el patio de Giana, lugar en el que tienen su habitación Cardinal y Phoenix. Al verse, la conexión entre estos cuatros animales fue inmediata. Los cuatro se quieren como si fuesen hermanos, sin importar la diferencia que tienen en el color de su pelaje.

«El segundo día, me desperté y encontré a los cuatro gatos acurrucados en el piso más un enorme lío en la pluma que escapaba de ellos, lo cual no me importó porque era muy lindo. Todavía están constantemente juntos. Es tan encantador abrir la puerta de mi habitación cada mañana a cuatro bebés amigables».

-Giana a Love Meow-

Giana @thegrassprincess_

Ya ha pasado más de un año y medio de este encuentro, y los cuatro gatitos están listos para encontrar un hogar a través de la página de Facebook de Alley Cat Rescue.

Facebook Alley Cat Rescue Inc.

Aunque la sangre nos haga hermanos, este cariño se puede generar entre dos seres que no compartan genética. El vínculo que tienen estos cuatro gatitos durará para siempre, y a pesar de que tomen caminos diferentes, jamás se romperá.

 

 

Puede interesarte