Por Lucas Rodríguez
18 noviembre, 2020

Demostrando que el tamaño no importa cuando se trata de defender a los que queremos, Simba le hizo frente al enorme paquidermo. Cuando alertó a sus dueños, todos descubrieron que era una elefanta, buscando comida para su hijito.

De seguro que si estamos pensando en una mascota que además de estar ahí para jugar con nosotros, perseguir la ramita y pasear con un bebé al lomo, daremos con un perro. Pero la verdad es que los felinos también pueden ser valientes y ponerse al frente de sus dueños cuando notan un problema. Si no nos creen, miren la historia de Simba, un gatito tailandés, que no calculó la diferencia de tamaño, peso o lo que sea para hacerle frente a un invasor que se presentó en el patio delantero de su hogar. 

Viral Press

La foto no puede ser más impresionante: erizado como un tigre listo para saltar a la batalla, Simba se acerca a un enorme elefante. El paquidermo apareció en la entrada de su hogar, destrozando sillas y cajas sin siquiera notarlo.

Viral Press

Sin importar que el más mínimo movimiento del elefante podía ciertamente ser letal para el pequeño Simba y sus frágiles huesos, el gatito le hizo frente al gigante, al menos hasta que llegaran sus dueños para ordenar la situación. Incluso tuvieron que tomar al pequeño gatito: estaba listo y preparado para clavar sus colmillitos en la dura piel gris del elefante. 

Viral Press

Una inspección de la situación reveló la verdad de lo que estaba ocurriendo. No se trataba simplemente de un viejo elefante glotón, en busca de cosas que comerse o romper. Era una elefanta, que dejando a su cachorro un poco más atrás, había entrado en la propiedad buscando algo de comida. Al revisar el perímetro, los dueños de Simba encontraron al elefantito, mordisqueando con gusto unas cañas de azúcar cercanas. 

Viral Press

Comentando con las autoridades y los vecinos, la familia de Simba se enteraron que el elefante es famoso en el barrio. Aparece con frecuencia en los patios de las personas, intentando encontrar algo de comida. Para algunos es una molestia, pero cuando se enteran que su misión es encontrar alimento para su hijo, lo perdonan. 

Viral Press

Aun así, no hubo nadie que hiciera entrar en razón a Simba. El gatito estaba listo para entrar en acción:

“El dueño de casa dijo que su gatito es muy agresivo y no le gusta que entren otros animales a su territorio.”

–Amnat Norasin, guardabosques para Daily Mail

Su amor y cariño por la familia estaba por encima de cualquier consideración de fuerza o tamaño. Este no era un gatito asustadizo: dentro del pequeño Simba, habitaba un tigre de bengala, listo para ir a los extremos que fueran necesarios por sus seres queridos. 

Puede interesarte