Por Diego Aspillaga
11 noviembre, 2019

Salvador, un bulldog francés, conoció al pequeño «Mr. Tinypants» y lo adoptó de inmediato. Ahora juegan, duermen y comen juntos: son inseparables.

Beth Walden tiene una hija, un esposo y dos perros. Si bien el espacio no era mucho en su casa, eran felices y funcionaban como una familia.

Esto pudo haber cambiado cuando adoptó a un gato que fue abandonado a los pocos días de nacer. 

@mr_tiny_pants

Pero Beth no dudó en ayudar al pequeño animal y toda su familia, tanto los seres humanos como las mascotas, se encargaron de que el pequeño recién llegado se sintiera como en casa. 

Esto porque cuando Mr. Tinypants (el gatito) llegó al hogar, débil y desnutrido tras ser abandonado, fueron los perros de la casa quienes se tomaron a pecho el término adopción y ahora no pueden separarse del nuevo integrante de la familia.

@mr_tiny_pants

Según contó la orgullosa dueña al portal lovemeow, los perros sintieron un gran cariño por Mr. Tinypants desde un comienzo.

Bajo vigilancia, los peros pudieron conocer al gatito cuando recién llegó. Salvador, un bulldog francés gris, fue quien se acercó primero y nunca más se separó. 

@mr_tiny_pants

El gato comenzó a mejorar y luego de unas semanas ya gozaba de buena salud y estaba listo para empezar a jugar -y dormir- con sus amigos caninos.

Ahora, Mr. Tinypants no puede ser visto si no es con sus dos amigos, con quienes pasa todo el día y toda la noche.

@mr_tiny_pants

La bella relación del gatito con sus nuevos mejores amigos ha enternecido los corazones de miles de personas que siguen religiosamente sus actualizaciones en su propio perfil de Instagram, @mr_tiny_pants. 

@mr_tiny_pants

 

 

Puede interesarte