Por Daniela Morano
8 octubre, 2018

No le importó su tamaño, no estaba dispuesto a dejar que ocupara SU puerta.

Hay momentos en los que he visto a un perro y un gato llevarse tan bien que me pregunto por qué existe la idea de que se odian. Ya es costumbre ver en dibujos animados o en libros infantiles historias de estos dos animales persiguiéndose hasta la muerte, siendo el perro el fiel amigo del hombre y el gato el arisco personaje que es capaz de matar a un pajarito aunque sea su mejor amigo.

No hay duda de que los instintos juegan un papel importante en sus vidas y es normal que se tengan miedo, sobre todo si se encuentran en la calle, en un lugar fuera de los límites y reglas de una casa. Pero parece que incluso siendo buenos amigos o compartiendo el techo, hay rivalidades que jamás tendrán un fin, y este adorable video es la prueba de aquello.

En el video grabado en Reading, Inglaterra, un gatito llamado Smudgie impide que el perro de la casa -Jaxson- ingrese, bloqueándole el paso por la puerta abatible por donde de todas maneras creemos que no cabe un perro tan grande como ese.

Junkin Media
Junkin Media

Smudgie se para sobre su cabeza (lo único que por ahí cabe), aplastándolo con el plástico y empujándolo hacia afuera.

Entonces Jaxson parece rendirse por un momento, pero de ahí lo intenta otra vez y el gatito una vez más le bloquea el paso, porque esta es su puerta y nadie más que él la ocupará para entrar y salir de esa casa.

Es seguro decir que Jaxson fue vencido, y ahora Smudgie ha dejado claro quien manda. Al menos en ese cuadrado.

Puede interesarte