Por Antonio Rosselot
12 marzo, 2020

Munchie tiene una enfermedad tiroidea que le impedirá seguir creciendo, así que quedará en tamaño XS toda su vida. Cuidarlo es un desafío, ¡pero la ternura de su aspecto hace que se olviden todos los problemas!

Les presentamos al pequeño Munchie, un gatito de siete meses de edad que fue rescatado y llevado a una veterinaria de Wolverhampton (Inglaterra) en septiembre del año pasado.

https://www.instagram.com/p/B9L2VqVnjYM/

Los veterinarios sospechaban que Munchie había sido botado a la calle a las 3-4 semanas de haber nacido. Al ver al gatito, Emily Tomlinson, una de las personas que trabaja en el centro médico, pensó que lo podrían haber abandonado por tener los ojos “nublados” —condición que no altera en lo absoluto la vista de los gatos, pero que hace que sus ojos se vean borrosos y sin pupila—.

Sin embargo, en el cuidado del pequeño gatito surgiría una complicación que abriría un nuevo portal en los veterinarios, tal como explica Emily: cerca del último Año Nuevo, Munchie colapsó y pasó cuatro noches con fluidos intravenosos y monitoreo constante. ¿El diagnóstico? Hipoparatiroidismo, una rara condición con la cual bajan considerablemente los niveles de calcio, fósforo y vitamina D, lo que le impedirá crecer mucho más.

“Sus niveles de calcio estaban en 0,52 y el rango normal es de por lo menos 1,9, fue un milagro que no tuviese convulsiones. Sólo hemos encontrado un caso de otro gato diagnosticado con hipoparatiroidismo en edad temprana, que no está en el Reino unido. Es muy raro”.

Emily Tomlinson, veterinaria y dueña de Munchie, a LADbible

Emily cuenta que el pequeño Munchie es como un cachorro de gato normal, ya que puede encaramarse en cualquier lado; sin embargo no puede saltar, porque tiene que recibir sus suplementos de calcio y vitamina D para mantenerse estable. Y vaya que es importante su estabilidad, porque pesa sólo 1,7 kilos.

Emily se las jugó por Munchie después de que tuvo su incidente en Año Nuevo, ya que desembolsó más de 3 mil dólares para el tratamiento del gatito. La chica comenta que “valió la pena” el gasto, y que hará “todo para que Munchie tenga la mejor vida posible”.

https://www.instagram.com/p/B9eakEin3Vk/

“Me siento muy suertuda de tener a Munchie conmigo, tiene una personalidad muy traviesa y le encanta recibir mucha atención y cariños. Adora jugar con sus juguetes (…) ha sido agotador pero ha valido la pena, después de un par de situaciones complicadas y habiendo estado cerca de perder la batalla, ha salido adelante y va en camino a recuperarse bien”.

Emily Tomlinson, veterinaria y dueña de Munchie, a LADbible

https://www.instagram.com/p/B9U8Nu4HuuN/

¡Puedes seguir las aventuras de Munchie en su página de Instagram!

Puede interesarte