Por Constanza Suárez
4 julio, 2019

Él solo quería divertirse y terminó desplegando una delicada operación de rescate.

Todos sabemos lo traviesos que son los gatitos. Siempre andan jugueteando por toda la casa, incluso por los más recónditos rincones. Muchas veces puedes estar tranquilo y ver a tu felino junto a ti, pero bastan unos pocos segundos para que de pronto esté bajo un sillón o sobre el refrigerador. Nunca se sabe con ellos.

Esto fue lo que precisamente le ocurrió a un gatito en Adelaida, Australia, solo que llevado a un extremo. El pequeño solo quería explorar y terminó desplegando una delicada operación de rescate.

RSPCA

El gato quedó atrapado en la pared. La organización Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals llegó a la zona y se encontró con la cabeza del animal atascada firmemente entre los ladrillos, según consignó el portal local 7 News. 

Armados con una escalera y una botella de aceite de cocina, los rescatistas lubricaron el cuello del gato antes, suavemente y lentamente comenzaron a sacarlo, comenzando con la piel y las orejas. 

RSPCA

Después de un poco de trabajo, el gatito al fin pudo salir y ver la luz de nuevo. Ese sí que fue un gran susto. 

Mientras que el gato estaba «un poco gruñón» después de su terrible experiencia, la RSPCA dice que ahora se está recuperando en su refugio de Lonsdale. Aún no saben si tiene dueño.

RSPCA

Puede interesarte