Por Daniela Morano
30 octubre, 2018

Al menos logró distraerlos.

Durante toda mi vida me he topado con personas que critican con crueldad y de mala gana a seres tan bellos como los gatos. Algunos aseguran que se debe a un trauma de su infancia, cuando un gato los rasguñó brutalmente, haciéndoles desconfiar por siempre en ellos. Otros dicen estar más en favor de los perros, pero por ningún motivo en especial. Y otros los ven como seres malignos, las mascotas de las brujas más temidas.

Aunque todos esos puntos son válidos (no lo son) hay que recordar que así como todas las personas son distintas, los animales también. Cada uno tiene su propia personalidad y carácter. Aunque convengamos que cualquiera tendría mal carácter si lo molestan, eso no quiere decir que no sean adorables y preocupados.

Bitcoin es un pequeño gatito de cuatro meses que ama mucho a su dueña. Es más, no puede vivir alejado de ella, sin prestarle atención. Mientras que ella cocina, Bitcoin trepa como un mono por la pierna de su ama hasta llegar a su cabeza, la anhelada cima.

De fondo de oye como el novio de la mujer se ríe y ella también suelta una risa al ver a Bitcoin en su hombro.

NewsFlare
NewsFlare

“Tuvimos suerte de alcanzar a grabarlo justo a tiempo. Después nos dimos cuenta que siempre que cocinamos intenta que le demos comida. Su nombre es Bitcoin, ¡pero no caerá como el valor de este!”, escribió su dueño a Daily Mail.

Bueno, quizás no es que ame no mucho a su mamá después de todo. Es sólo que la comida es fundamental para sobrevivir. Después, el amor.

 

Puede interesarte