Por Monserrat Fuentes
8 noviembre, 2018

Por fin alguien le da el amor que jamás recibió antes.

Stevens es un pequeño suertudo que estaba destinado a abandonar las penurias de la calle y conseguir una buena vida en manos de una humana comprometida con él y con su bienestar. Con pocos semanas de vida le tocó sentir lo hostil que es el vagabundeo  y lo peligroso que puede ser.

El gatito fue encontrado en las calles de Los Ángeles, Estados Unidos, estaba debajo de un automóvil abandonado que utilizaba como hogar. Tenía apenas ocho semanas de vida y estaba raquítico, pesando menos de medio kilo, afirma Love Meow.

Friends for Life Rescue Network
Friends for Life Rescue Network
Friends for Life Rescue Network

Debido a su mal estado, lo derivaron junto a una de las fundadoras de Friends for Life Rescue Network, Jacqueline DeAmor, quien era la persona indicada para hacerse cargo de Stevens. “Cuando llegó, solo tenía piel y huesos y estaba bastante deshidratado”, dijo Jacqueline a Love Meow .

La tarea más importante de Jacqueline era logra que el felino tuviera un peso adecuado y como Stevens era demasiado pequeño para comer alimento sólido, hubo que alimentarlo con fórmula para gatos cada pocas horas.

Desde que la mujer y gatito se conocieron, la conexión fue instantánea, rápidamente se acomodó en los brazos de DeAmor y nunca más se despegó de ella.

“Es extremadamente meloso y solo quiere que lo carguen como a un bebé. Está contento con casi todo el mundo, siempre y cuando lo estén cargando y acariciando”, afirmó la chica.

Friends for Life Rescue Network
Friends for Life Rescue Network
Friends for Life Rescue Network
Friends for Life Rescue Network
Friends for Life Rescue Network

Pasada la etapa crítica, otra voluntaria del refugio adoptó a Stevens y lo llevó a su casa, allí ocurrió lo mismo que con Jacqueline, el gato adora estar en los brazos de Stacy, su nueva cuidadora.

Stevens se recupera a pasos agigantados y pronto podrá ser dado en adopción.

Puede interesarte