Por Catalina Maldonado
29 julio, 2020

BarnBarn, un felino de 15 años, fue encontrado en pésimas condiciones tras una vida en la calle, y si bien muchos pensaron que nunca encontraría un hogar, ahora vive en los brazos de su dueño.

Cuando se trata de adoptar a una mascota, la mayoría de las personas apunta de inmediato a los bebés porque, primero, son adorables, y segundo, puedes enseñarles a acomodarse a tu estilo de vida. Sin embargo, los mayores también merecen una oportunidad. 

Así fue la historia del viejo BarnBarn, un gatito de aproximadamente 15 años que vivió toda su vida en la calle y que como él, millones de animales no tienen techo sobre su cabeza. Pero el destino le dio una segunda oportunidad y por fin pudo recibir el cálido abrazo de un humano. 

Sheehan Veterinary Cat Tails

Cuando los rescatistas del Orfanato de animales Voorhees decidieron ofrecerle ayuda, encontraron al felino en la calle con un ojo en mal estado y desnutrido así que era momento de llevarlo junto a ellos.

A pesar de que estaban muy felices por BarnBarn y la oportunidad de brindarle un techo, comida y abrigo, los rescatistas sabían perfectamente que su adopción no sería fácil ya que se trataba de un animal anciano que necesita ayuda médica constante.

Sheehan Veterinary Cat Tails

Pero entonces, sucedió lo inesperado: El Dr. Ed Sheehan y su esposa, Clare, llamaron al refugio y quisieron saber más sobre este gato tan especial. Ofrecieron dejarlo sanar en su clínica veterinaria y estaban dispuestos a cubrir los gastos médicos.

Sin embargo, Ed jamás se imaginó que al momento de tomar a BarnBarn en sus brazos, simplemente sentiría esa conexión. Por eso, cuando fue momento de poner al gato en adopción, no pudo resistirse a que otra persona lo tuviera y decidió adoptarlo. 

Sheehan Veterinary Cat Tails

Afortunadamente, eso significaba que el viejo BarnBarn al fin había encontrado su final feliz en compañía de su nueva familia compuesta por Ed y su esposa.

Lo mejor de todo esto, es que el gato ha tenido un importante avance desde que se mudó a su hogar definitivo e incluso parece un gato completamente nuevo. Es feliz, saludable y disfruta sus días. Además de eso, ahora se ve mucho más joven de lo que realmente es.

El mundo necesita más personas que quieran a los animales sin importar su edad o complicaciones.

Puede interesarte